Una comitiva de manifestantes marchó ayer “de forma lúdica” por las calles de A Coruña, encabezada por los actores Fernando Morán e Isabel Risco, caracterizados como Francisco Franco y Carmen Polo, para reivindicar al concello la devolución de la Casa Cornide, que actualmente sigue en manos de la familia del dictador.

La III Marcha Cívica por la devolución de la Casa Cornide, convocada por hasta 115 entidades agrupadas en la plataforma Defensa do Común, arrancó desde la plaza María Pita hasta el edificio del siglo XVIII de estilo barroco situado en el centro de A Coruña, que sigue en propiedad de los Franco y que desde la plataforma piden que pase a ser de patrimonio público. “Estamos dispuestos hacer la cuarta, la quinta y las que sean necesarias para que los Franco abandonen y cedan esta residencia”, declaró el presidente de Defensa do Común, Manuel Monge.