Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

IV Foro La Toja

Felipe VI reivindica la guerra de Ucrania como una defensa de todas las democracias

El rey sostiene, en la apertura del Foro La Toja, que la agresión de Rusia ha reforzado a la OTAN y la respuesta unida de la UE | “En este escenario es cuando más tenemos que hacer para proteger las libertades”, dijo

31

De izquierda de derecha, Jospe Borrel, José Cacabelos, Josep Piqué, Miguel Santalices, Alfonso Rueda, Mauricio Macri, Felipe VI, Andrés Allamand, José Manuel Albares, Mariano Rajoy, Alberto Núñez Feijóo, Amancio López Seijas, José Miñones y Serhii Pohoreltsev, ayer, en la foto de familia del Foro La Toja. Iñaki Abella

En un foro de debate con vocación de proyección internacional, de defensa de las democracias liberales y de reflexión sobre el contexto geopolítico como es el Foro La Toja-Vínculo Atlántico, la guerra de Ucrania ha cobrado máximo protagonismo. Porque se concedió un premio al pueblo ucraniano por su resistencia y porque el rey Felipe VI, encargado de abrir la jornada, ha dedicado la mayor parte su discurso a la agresión de Rusia.

Destacó el monarca que la invasión rusa ha provocado como efectos “muy relevantes” el “refuerzo” de la OTAN y de la unidad en la respuesta de la UE. Y ensalzó la “heroica actitud” de Ucrania no ya como un ejercicio de resistencia interna, sino como un ejemplo, por extensión, de protección de todas las democracias.

“La heroica actitud del pueblo ucraniano no se puede entender solo como una estricta defensa de su territorio; es la contienda por una sociedad democrática abierta, por la suya, y por la de todos los que creemos en el valor de la libertad y la democracia y defendemos el respeto al derecho internacional y a los derechos humanos”, expuso.

Felipe VI intervino tras el embajador de Ucrania en España, Serhii Pohoreltsev, que en la recogida del premio demandó más ayuda humanitaria y armas.

“Embajador, ya sabe que España está con Ucrania”, respondió el rey en un foro en el que participan –entre ayer y mañana– representantes del más alto nivel de la política y de la economía, y en el que trasladó su admiración por la firmeza demostrada por el Gobierno ucraniano junto a la voluntad, capacidad y coraje de sus fuerzas armadas y “el sufrido aguante de su población en la defensa de su soberanía e independencia” ante una “agresión ilegal e injustificada”.

Encargado de inaugurar las cuatro ediciones que van hasta la fecha, Felipe VI recordó su intervención del pasado año, meses antes de la invasión rusa, cuando apeló a la implicación de toda la sociedad para defender los derechos y libertades conquistados durante años. Dijo que sigue plenamente vigente.

“Ante este escenario es cuando más tenemos que hacer para defender la libertad y los valores de la democracia. Lo conquistado en derechos y libertades, convivencia, seguridad y oportunidades para todos debe prevalecer frente a cualquier amenaza que pueda poner en riesgo lo que tanto costó alcanzar”, advirtió.

Tanto como cree el monarca que la guerra de Ucrania ha reforzado a la OTAN y una respuesta unida de la UE, también está convencido que en el futuro la “seguridad” es un elemento que cada vez primará más en las relaciones internacionales y la globalización.

De hecho, dijo que Josep Borrell, como alto representante de la UE, ha sido un gran impulsor de esa respuesta unitaria, firme y contundente, “consciente de la necesidad de que la UE debe desempeñar un papel proactivo, asumiendo mayores responsabilidades en el ámbito de la seguridad y la defensa y de una política energética común que minimice vulnerabilidades y dependencia excesivas”.

Antes, el presidente de Hotusa, Amancio López Seijas, fue el encargado de abrir el turno de intervenciones en un salón que reunió a personalidades como el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, Mariano Rajoy, Alberto Núñez Feijóo o el expresidente argentino Mauricio Macri. El foro lo cerrará mañana Pedro Sánchez, pero es duda porque sigue aquejado de COVID.

Alfonso Rueda y el Rey Felipe VI en el Foro La Toja 2022. Lavandeira jr

Rueda alerta sobre el riesgo del populismo de los extremos

Nunca se puede dar por sentado que las democracias perdurarán siempre. Así lo advirtió hoy el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, que intervino también en el acto de apertura del Foro La Toja. A su juicio, las amenazas “van a estar siempre ahí”, tanto las internas como las externas, en alusión a los extremismos y a los autoritarismos, por lo que la defensa de los derechos y las libertades es una “conquista permanente”.

En concreto, el titular del Gobierno gallego citó la “amenaza” que supone para los regímenes democráticos europeos el auge del “populismo de los extremos”, que “utiliza los resortes de la propia democracia y los conceptos de libertad y verdad como trampolín para asaltar la democracia y minarla desde dentro”.

Rueda recetó “menos retórica y más hechos” para proteger las democracias, sobre todo en un momento como el actual en el que además de los riesgos internos, existen otros externos muy potentes, como la agresión de Rusia, la crisis energética o el aumento de la inflación, que están creando “focos de incertidumbre” entre los ciudadanos.

“No podemos persistir en el error de que la democracia sobrevivirá solo por la superioridad de sus principios”, alertó, tras lo que señaló otro riesgo: la ineficacia de las administraciones públicas ante los problemas. “La gente espera que seamos eficaces. Es peligroso alejarse de la realidad cotidiana de los ciudadanos y mirar solo a horizontes climatológicos o tecnológicos dejando atrás a la gente”, dijo en su intervención.

Alfonso Rueda erigió a Galicia como “puente” entre las dos orillas del Atlántico y después de manifestar que la corona de España “puede seguir contando con la lealtad institucional” de la comunidad gallega, el presidente señaló la Ruta Jacobea como ejemplo en el que mirarse para avanzar en la construcción de una “Europa unida” y “construir caminos fuertes y más libres hacia la democracia”.

Compartir el artículo

stats