El Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago ha emitido un auto de archivo provisional de una pieza de la operación “Pokemon” en la que permanecían como investigados por un delito de tráfico de influencias, entre otros, el exalcalde de Santiago Gerardo Conde Roa y un ex responsable de Aquagest, que entonces gestionaba el agua. El escrito, según Europa Press, recoge críticas a la instrucción de Pilar de Lara y señala que no aparece “debidamente justificada la perpetración del delito” que motivó la formación de la causa.