Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las renuncias a herencias baten su récord para evitar asumir las deudas asociadas

Los rechazos de legados rozan ya los 900 en el primer trimestre del año | Las rebajas fiscales no revierten la tendencia alcista, relacionada con las cargas que asumen los herederos

El impuesto de sucesiones se ha convertido en los últimos años en motivo de enfrentamiento político, con un PP que en algunos casos lo ha usado como ariete contra algunas formaciones de izquierda, poniendo sobre la mesa el debate sobre su justicia. “No quiero atentar contra quienes tienen dinero y han amasado una buena herencia tras una vida de trabajo”, proclamó el año pasado Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid. El asunto venía de lejos, especialmente tras el paulatino, pero constante incremento de las renuncias a legados familiares de la última década. Las cifras revelan que las rebajas de impuestos no han alterado esa constante. En Galicia, se batió el récord de renuncias el año pasado con 3.213 y el primer trimestre de este ejercicio registró 872 casos, el dato más alto de la historia en ese período de tiempo.

Hace seis años, la Xunta también se metió de lleno en esta cuestión ante las diferencias impositivas existentes entre las diferentes comunidades autónomas. En 2016, Galicia aprobó una exención fiscal para legados de menos de 400.000 euros, que en 2020 amplió hasta un millón de euros, si bien se limitó a herederos en línea ascendente y descendente, es decir, entre padres e hijos, abuelos y nietos o cónyuges, excluyendo a sobrinos, tíos y demás.

2021

3.213

2019

3.134

2018

2.982

2020

2.631

2017

IMPUESTO DE SUCESIONES PARA

HERENCIAS DE TÍO A FAVOR DE SOBRINO VIVIENDA DE 150.000 €

2.537

2016

31.391,63euros

Un sobrino con un patrimonio antes de heredar inferior a 402.678 euros

2.323

2015

2.306

Renuncias

de herencias

en Galicia

2014

2.049

11.493,69euros

(Dos sobrinos que heredan la midad del piso cada heredero)

2013

1.683

2012

1.288

Primer trimestre de 2022

2011

962

872

2010

880

2009

742

2008

737

Simón Espinosa

Fuente: Colegio Notarial de Galicia

Primer trimestre de 2022

872

2021

2008

737

2009

742

2010

880

2011

962

2012

1.288

2013

1.683

2014

2.049

2015

2.306

2016

2.323

Renuncias

de herencias

en Galicia

2008

2017

2.537

2018

2.982

2019

3.134

2020

2.631

2021

3.213

IMPUESTO DE SUCESIONES PARA

HERENCIAS DE TÍO A FAVOR DE SOBRINO VIVIENDA DE 150.000 €

Simón Espinosa

31.391,63euros

Un sobrino con un patrimonio antes de heredar inferior a 402.678 euros

11.493,69euros

(Dos sobrinos que heredan la midad del piso cada heredero)

2021

IMPUESTO DE SUCESIONES PARA

HERENCIAS DE TÍO A FAVOR DE SOBRINO VIVIENDA DE 150.000 €

3.213

2019

3.134

2018

2.982

31.391,63euros

Un sobrino con un patrimonio antes de heredar inferior a 402.678 euros

2020

2.631

2017

2.537

11.493,69euros

(Dos sobrinos que heredan la midad del piso cada heredero)

2016

2.323

2015

2.306

Renuncias

de herencias

en Galicia

2014

2.049

2013

1.683

2012

1.288

Primer trimestre de 2022

2011

962

872

2010

880

2009

742

2008

737

Simón Espinosa

Fuente: Colegio Notarial de Galicia

El supuesto efecto paliativo sobre las renuncias no existió y estas siguieron aumentando hasta el punto de que en enero, febrero y marzo pasados se firmaron en la comunidad 872 rechazos expresos a asumir los bienes legados por un familiar. Desde 2008, las renuncias han aumentado año tras año con excepción de 2020, cuando cayeron de 3.134 en 2019 a 2.631, si bien se trató del ejercicio en que surgió la pandemia de COVID-19, causando un confinamiento de tres meses que acabó retrasando trámites como los relacionados con los legados en los notarías de toda España.

Las deudas asociadas a las herencias constituyen el motivo principal para dar la espalda a propiedades que un difunto ha testado en favor de un ciudadano o bien cuando es su derecho por relación de parentesco. Esos débitos pueden referirse a avales o préstamos recibidos y no pagados, hipotecas pendientes de cancelación o incluso pagos retrasados al fisco.

“Los motivos que determinan que los herederos renuncien o repudien la herencia derivan de que no sólo se reciben bienes, sino que también se asumen las deudas de los causantes”, expone José María Graíño, decano del Colegio Oficial de Notarios de Galicia.

las claves

  • Solo un descenso en los últimos 13 años

    Desde 2008, las renuncias a herencias han aumentado cada año, salvo en 2020, momento en que apareció el COVID-19.

  • Una media diaria de nueve casos

    El pico de 872 rechazos de legados entre enero y marzo de este año supone una media de nueve casos al día, según datos de los notarios.

  • Cada vez se testa más en Galicia

    Para evitar problemas de reparto de herencias, el recurso al testamento crece. En 2020 se firmaron 46.462 y el año pasado, 51.677.

Vuelta a la normalidad

Este también apunta como segundo motivo no solo la carga fiscal, sino otros costes derivados de la asunción de una propiedad. “Otra causa que determina que no se acepten las herencias es que los herederos no pueden hacer frente a los gastos que van asociados la sucesión, como impuesto de sucesiones e impuesto municipal de incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana”, añade, en alusión a la conocida como “plusvalía” en el último caso.

El Consejo General del Notariado vincula el repunte de los rechazos en 2021 con la “normalización de la actividad notarial después de la crisis sanitaria” provocada por el coronavirus y recuerda que no son los casos mayoritarios.

El año pasado, por ejemplo, en Galicia renunciaron a herencias 3.213 personas, pero las aceptaron 26.718, lo que supone un porcentaje del 12%, similar al de 2020 y 2019. Sin embargo, ese comportamiento también ilustra que las rebajas fiscales no han supuesto impacto sobre la tendencia. En el arranque de este año, estos rechazos se acercan a la inédita barrera de los 900 en un trimestre.

También aumentan los ciudadanos que desean dejar resuelto el reparto de sus propiedades en caso de fallecimiento, firmando un testamento. El año pasado los notarios gallegos dieron fe de 51.677 de estos documentos frente a los 46.462 de 2020 y de los 48.587 del último ejercicio prepandémico.

Un escudo sobre el patrimonio personal: la aceptación “a beneficio de inventario”

Hace dos años, cuando su hermana Estrella falleció, Antonio decidió asumir su herencia, pero a beneficio de inventario. Desconfiaba de posibles deudas que pudiera haber generado y no dudaba de que no aparecerían más bienes derivados de su fallecimiento, así que optó por protegerse y cubrir posibles obligaciones que hubiera dejado su hermana con el patrimonio legado. Si este no cubría esos débitos, él no respondería con su patrimonio personal.

Esta es una vía que los propios notarios apuntan como mecanismo para no tener que rechazar una herencia, pero tampoco exponerse a perder patrimonio personal.

Una lista detallada 

“Debe hacerse un inventario fiel exacto de todos los bienes de la herencia, hecho con las formalidades y dentro de los plazos que se establecen en el Código Civil; ello supone que el heredero ya no responde de las deudas del fallecido con su patrimonio personal, sino con los propios bienes de la herencia y hasta donde estos alcancen. También podrán pedir la formación de inventario antes de aceptar o repudiar la herencia para deliberar sobre este aspecto”, apunta el decano del Colegio Oficial de Notarios de Galicia, José María Graíño.

Eso sí, una vez realizado el inventario, este tiene validez siempre que se asuman los pagos pendientes del fallecido con cargo a su patrimonio. Si el heredero o herederos incumplen ese precepto, se invalida la cláusula “a beneficio de inventario”.

Compartir el artículo

stats