La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha considerado este viernes positivo el proyecto de gasoducto que ha propuesto Alemania y que transcurriría a través de España y Portugal para abastecer al resto de Europa y ha dicho que este ha de ser generoso.

En su visita a Vigo, para leer el pregón del Día de Galicia en la ciudad, ha sido preguntada por la propuesta formulada por el canciller alemán, Olaf Sochlz, y ha remarcado que "España en este momento puede y debe ser solidaria con el resto de Europa". En este sentido, la vicepresidenta primera ha incidido en que "tenemos que ser solidarios con aquellos países que tienen en estos momentos una mayor exposición a la guerra, que tienen una mayor vulnerabilidad ante las decisiones que Putin pueda tomar en el ámbito del gas".

En su intervención, Calviño también ha considerado que España está en una buena posición, porque "afortunadamente" hay diversificación de suministro, al contar, ha concretado, con casi un tercio de la capacidad de regasificación y por ende de almacenamiento de gas, por lo tanto, existe la disposición de convertirse en un centro logístico que pueda suministrar gas al resto de Europa.

Sin embargo, la ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital ha matizado que "para ello tenemos que reforzar las interconexiones, también eléctricas, tanto con Francia como con Italia, y por ello desde el Gobierno de España acogemos favorablemente las iniciativas que tienen que ser abordadas por el conjunto de la UE para mejorar la autonomía estratégica del conjunto de la UE en este contexto internacional tan complejo".

Sobre la financiación, y la eventualidad de emplear fondos europeos, ha dicho que "vamos a ver cuál es la forma de financiación más adecuada, pero está claro que se trata de infraestructuras que benefician al conjunto de la UE y, por tanto, tienen que contar con financiación de la UE".