Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rueda avanza nuevas ayudas para que hogares y empresas combatan la inflación

Admite que empeorar las resultados de las municipales de 2019 sería “un fracaso”

Rueda, en los pasillos de San Caetano, en Santiago. | // XOÁN ÁLVAREZ

El pasado 30 de junio fue el último día en que funcionó en Galicia el bono de hasta 300 euros para comprar alimentos que la Xunta creó para combatir las colas del hambre generadas por la pandemia de COVID-19 y que benefició a 75.000 personas. El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, defiende la retirada de una tarjeta básica concebida para un momento puntual, pero avanza en una entrevista concedida a Europa Press nuevas ayudas para familias y empresas en los presupuestos de 2023.

Galicia contará el año próximo con un techo de gasto de casi 12.600 millones de euros, el más alto de su historia, pero Rueda ya ha matizado que aplicarán la “prudencia” en la elaboración de los presupuestos ante las “incertezas” generadas por la guerra de Ucrania y las derivadas económicas de esta –crisis energética y de abastecimiento, por ejemplo, de cereales– y por una inflación por encima del 10%.

Tengo claro que el año que viene no va a ser el de las grandes infraestructuras, ni de proyectos faraónicos”, expone en la citada entrevista, en la que anuncia que también tiene “claro” que pondrá en marcha nuevas ayudas tanto directas como de estímulo para hogares y empresas. “Muchas empresas van a pedir que se les ayude a seguir exportando o a tener maquinaria competitiva más que una ayuda directa a fondo perdido”, ejemplifica.

En este punto, también garantiza un impulso al gasto sanitario y social y su rechazo a subir impuestos. De hecho, en su investidura en mayo avanzó unas rebajas impositivas en sintonía con el legado de su antecesor, Alberto Núñez Feijóo.

Rueda también se refiere al debate sobre la masificación turística que experimentan algunos lugares de la comunidad, como Santiago. Ante el renacimiento de la discusión sobre la tasa turística –cobrar una cantidad mínima a cada turista por pernoctar en un lugar de la comunidad y que está extendida en Europa y se aplica en Baleares–, el titular de la Xunta plasma su oposición a la medida. “No nos hacemos un favor y no sería bueno para nadie”, sostiene antes de negar masificación en la comunidad.

Un día antes de que el Gobierno reciba a las comunidades para abordar el decreto de ahorro energético, Rueda tilda estas medidas de “cosméticas” y descarta la prohibición de la iluminación navideña. “Ahora, que las haya con mesura sería lo lógico. Eso y no lanzar un mensaje de que da igual y de que aumentando las luces de Navidad ahorras”, añade en alusión velada al alcalde de Vigo, el socialista Abel Caballero y a su defensa de estos adornos y del retorno que generan en su ciudad.

Casi tres meses después de tomar posesión como presidente de la Xunta para sustituir a un Alberto Núñez Feijóo que abandonó el puesto un año después de su cuarta investidura para liderar el PP estatal, Rueda reconoce que “echa de menos” a quien lo fichó como mano derecha en 2006, aún en la oposición, y confiesa que emplea “esporádicamente” la residencia oficial de Monte Pío, el edificio que ordenó construir Manuel Fraga, fundador del PP, como residencia oficial del presidente de la Xunta. “Probablemente, si en su momento no se hubiera construido, ahora no sería planteable”, confiesa.

Al frente de la Xunta y del PP gallego, Rueda reconoce que las elecciones municipales de mayo de 2023 constituyen su primer examen. “Las elecciones siempre son una prueba”, aunque diferencia las locales de las autonómicas, a las que se presentará por primera vez como candidato en 2024 “salvo circunstancias imprevistas”.

Rueda insiste en que gobierne la lista más votada, a pesar de que su partido incumplió esa máxima en Ourense permitiendo a la tercera fuerza lograr la Alcaldía, al igual que hizo en el pasado en Andalucía o Madrid. Aun así, indica que en número de apoyos el PP debe crecer. “Si no tenemos un resultado sensiblemente mejor que en 2019, para mí sería un fracaso”, zanja el dirigente autonómico.

Compartir el artículo

stats