La Xunta aprobó ayer el primer plan gallego contra la Trata, al que destinará 7 millones de euros hasta 2024. Su principal objetivo es “seguir fortaleciendo los recursos de atención a las víctimas”, para lo que se destinarán 6,3 millones del presupuesto, según detalló el presidente Alfonso Rueda.

El plan autonómico consta de 59 medidas y más del 70 % de ellas están propuestas directamente por la Red gallega contra la Trata.