Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cambio de cromos de optativas

El anteproyecto que establece las materias a elegir de 1º de Bachillerato confirma 7 nuevas | Elimina las de libre configuración

Primer día de celebración de los exámenes ABAU en Santiago este año. | // XOÁN ÁLVAREZ

La entrada en vigor de la nueva ley educativa LOMLOE a nivel estatal trae cambios forzosos a los centros de enseñanza secundaria de Galicia que, poco a poco, se van despejando. La Consellería de Educación acaba de publicar el “anteproyecto de orden por la que se establece el currículo de las materias optativas de Bachillerato y se regula su oferta”. Se aplicará en 1º de Bachillerato ya en el próximo curso. Y, en general, en los cursos impares desaparecerán las asignaturas de libre configuración. ¿Cuáles eran? Se trata de Coeducación para o século XXI, que llevaba impartiéndose unos cuatro años; Literaturas hispánicas; Robótica en 1º, Ciencias da terra y Medio ambiente; Fundamentos da administración e xestión; Imaxe e son y Electrotecnia. Mientras, se ofertarán un año más en los cursos pares, hasta la entrada en vigor de la reforma educativa para ellos, en el curso 2023-24.

¿Cuáles son las nuevas optativas? Según avanzó el conselleiro Román Rodríguez, Galicia ofrecerá en primero de Bachillerato como materias optativas Anatomía aplicada, Cultura científica, Antropología, Literatura gallega del Siglo XXI y la Actualidad, Tecnologías de la información y la comunicación I, y la primera parte del estudio de una segunda lengua extranjera. En segundo, serán Métodos estadísticos y numéricos, Psicología, Patrimonio y sociedad de Galicia, Tecnologías de la información y la comunicación II, y la segunda parte de una segunda lengua extranjera.

Eso sí, Educación explica que las nuevas optativas incluyen algunos de esos aprendizajes académicos que hasta ahora se ofertaban como de libre configuración autonómica. Por ejemplo, habrá contenidos de Robótica que se ofrecían como de libre configuración en Bachillerato y que van a estar incluidos en la nueva optativa “Tecnologías de la información y comunicación I”. “En Galicia se optó por ofertar un bloque de materias optativas muy potente, con una carga lectiva de 4 sesiones, tanto en primero como en segundo curso.”, alegan. “El objetivo es alcanzar una formación más especializada que permite a los alumnos generar itinerarios formativos segundo sus preferencias e intereses académicos”, completan. Asimismo, defienden que el plan fue elaborado por un grupo de profesionales –del cuerpo de docentes y de inspectores– con un total de 120 personas organizadas en 27 grupos de trabajo y “que llevan meses trabajando” para sacar adelante unos documentos “muy extenso y exhaustivos, que tuvieron que ir adaptando fruto del retraso constante del Gobierno central en hacer su trabajo”.

Aunque el documento confirma lo anunciado, no está exento de críticas por parte de sindicatos educativos como la CiG, que critica que no se mantengan las actuales materias –de libre configuración– aunque eso implicase adaptarlas a la diferente carga lectiva y a los cambios curriculares. También, critican la adaptación por el farragoso cambio que implica para docentes y alumnos. La Consellería de Educación, consultada al respecto, alude al “pequeño margen de maniobra del que dispone Galicia, en la parte autonómica de los currículos”.

Otra de las críticas que hace el secretario xeral de Ensino de la CIG, Suso Bermello, tiene que ver con el número mínimo de alumnos necesarios para ofertar las asignaturas optativas: serán 10 alumnos e alumnas con carácter general y 5 con carácter extraordinario en zonas rurales, con previa autorización da administración. Este requisito imposibilitará a muchos centros rurales impartir optativas, vaticina, por la falta de alumnos necesarios.

Compartir el artículo

stats