Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Galicia tiene cinco de los 50 radares que más multan de España, entre ellos dos en la A-55

Estos cinemómetros en la red gallega acaparan el 10% de multas de todo el Estado

Radar en la A-55, a su paso por Mos. Marta G. Brea

Ni la amenaza de multa ni la pérdida de puntos e incluso la retirada del carné de conducir disuaden a los que pisan más de la cuenta el acelerador. Pese a la presencia de carteles y paneles luminosos que avisan de la presencia de una cabina de radar, bien por un despiste o por la sensación de impunidad, miles de conductores son interceptados cada día por sobrepasar los límites de velocidad. Un simple flash es el aviso de la infracción que se acaba de cometer al volante. Galicia es una de las comunidades con más fotografías de los cinemómetros. De los 50 radares que más multan en toda España, cinco están en carreteras de la comunidad gallega, según el listado de 2021 que acaba de publicar la DGT. O lo que es lo mismo, uno de cada diez aparatos de velocidad que más infractores detectan en la red viaria de todo el país están en autopistas, autovías y carreteras nacionales de Galicia.

¿Cuál es el mapa de los radares que más multan en la comunidad gallega? En la autovía A-55 aparecen dos en el listado de Tráfico, el del punto kilométrico 9 –las conocidas como curvas de Tameiga– y el punto kilométrico 12. En la A-8 hay uno en el punto kilométrico 545 (es un radar de tramo ubicado en O Fiouco, en Lugo), en la N-120 se ubica en el pk 551, en Penalba (Os Peares, Ourense) y hay otro en la AC-11 en el kilómetro 3, en Palavea (A Coruña).

Solo estos cinco cinemómetros sumaron el año pasado 109.372 denuncias de velocidad, lo que supone el 9,6% de las registradas por el medio centenar de aparatos con más sanciones del país (1.131.373) y representan casi el 61% de todas las infracciones detectadas por los radares fijos en Galicia el año pasado (180.194), según datos del departamento que dirige Pere Navarro.

Los que más multan

De los dispositivos que vigilan las carreteras gallegas, el ubicado en el punto kilométrico 9 de la A-55, en la localidad pontevedresa de Mos, contabilizó el año pasado un total de 40.698 denuncias –una media de 111 cada día–. Este dato lo coloca en el séptimo puesto del ranking nacional de los cinemómetros que más flashes dispararon en 2021, con el de la AP-7 en Comunidad Valenciana a la cabeza (60.525).

En el puesto 19 de España está el radar de tramo ubicado en Alto do Fiouco, en la A-8 a su paso por Mondoñedo, con 20.623 denuncias –más de medio centenar cada día–. El tercero con más sanciones de Galicia y vigésimo sexto del país es el que controla la velocidad en la N-120 en el km 551, en Os Peares, con 16.482 denuncias interpuestas en 2021. Cierra la lista de la comunidad gallega el colocado en la AC-11, en Palavea, que el año pasado interceptó un total de 13.755 infracciones por exceso de velocidad, casi 40 al día. Está en el puesto 37 de la lista nacional.

En número, son los mismos que había en el mapa de la DGT en 2020 y dos menos que en 2019. Respecto al listado de radares que más habían multado en 2020, repiten cuatro (el de la AC-11, que entonces estaba a la cabeza en la comunidad, con más de 19.000 sanciones; el de la A-8 con casi 14.300, y los dos de A-55, uno con 14.023 denuncias y otro con 13.329). Ese año también estaba en la lista el de la A-52 en la provincia de Pontevedra en el pk 282, con 11.100 infracciones detectadas. Pese a las restricciones de movilidad decretadas durante la pandemia, estos cinco cinemómetros captaron 71.967 excesos de velocidad, el 7,64% de las denuncias tramitadas por los 50 radares que más habían multado de toda España.

La tendencia ha sido al alza respecto al año en que estalló el coronavirus, con un aumento de las sanciones de los cinco dispositivos con más sanciones en Galicia del 52% frente al incremento del 20% registrado por los cincuenta del país. Pero el repunte es todavía mayor si se compara con el año preCOVID. Entonces en Galicia aparecían solo tres radares entre los 50 con más multas de España: uno en A Coruña, el de la AG-55, y dos en Pontevedra, en la N-550 y en la A-52. En total sumaban apenas 51.000 infracciones, el 4,1% de las más de 1,2 millones registradas entre los 50 más activos de las carreteras del país. Así mientras en las carreteras con más actividad de los cinemómetros de España, las sanciones cayeron respecto al ejercicio prepandemia un 7,5%; en la red viaria gallega, aumentaron un 115%.

Compartir el artículo

stats