Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La administración tira del empleo: la mitad de los puestos creados en tres años son públicos

De los 27.100 nuevos asalariados, más de 13.500 trabajan al servicio de comunidades, entes locales y Estado | La Xunta es la que más engordó su plantilla con 11.106 efectivos

La mitad de los puestos creados en tres años son públicos.

El sector público se ha convertido en el principal motor del empleo en Galicia. En los últimos tres años Galicia ha ganado 27.100 asalariados y la mitad son trabajadores que han pasado a engrosar las plantillas de la administración. Si durante la crisis financiera de 2009 la estrategia fue contener y recortar los cuadros de personal estableciendo fuertes limitaciones a la tasa de reposición, con la pandemia se ha apostado por reforzar los servicios públicos con más contrataciones y con la convocatoria masiva de plazas en las oposiciones. El personal al servicio de las administraciones creció en la comunidad desde 2019 en 13.574 trabajadores y el grueso de este incremento se corresponde con la Xunta. El Gobierno gallego sumó en este periodo 11.106 nuevos empleados.

Galicia cuenta en total con 160.527 trabajadores públicos a fecha de enero de 2022, según los datos que acaba de hacer públicos el Ministerio de Política Territorial. Y es la Xunta, con diferencia, la que más ha engordado su plantilla. La Administración autonómica cuenta ahora con 96.718 trabajadores. Antes de que irrumpiera la pandemia, en 2019, tenía a su servicio a solo 85.612 efectivos. Batió el récord de trabajadores públicos en 2021 y este año, pese a una ligera caída, sigue en máximos, muy por encima de los cuadros de personal con los que contaba hace una década.

Mientras, la Administración del Estado sumó 378 empleados hasta llegar a los 27.267, pero aún así sigue por debajo de los 30.000 trabajadores con los que contaba en 2009.

Los concellos incorporaron a 1.918 personas a sus plantillas, de manera que dan trabajo a 28.788 gallegos. Tampoco es la cifra más alta de la serie. Los ayuntamientos superaban los 30.000 efectivos hace una década.

Y las universidades emplean a 7.754 trabajadores, 172 más que en 2019, pero por debajo todavía del volumen de empleados que tenían a su disposición en 2012.

Las plantillas de las administraciones se vieron mermadas tras la recesión de 2009. Durante los años más duros de la crisis financiera se impidió a las administraciones convocar nuevas plazas en oposiciones para cubrir las jubilaciones. Solo se hizo una excepción en sanidad y educación, donde se permitió cubrir en un principio un 10 por ciento de las vacantes. Estas medidas fueron relajándose poco a poco hasta que en 2016 ya se eliminaron las restricciones a la tasa de reposición.

Sin embargo, durante esos años se perdieron muchos efectivos en el sector público. Por esa razón, el Gobierno autoriza ahora que se convoquen en las ofertas públicas de empleo más plazas que las vacantes que quedan cada año por jubilaciones. Esta política más flexible ha coincidido con la crisis sanitaria derivada del COVID que obligó a las administraciones, especialmente a la autonómica, a reforzar sus servicios sanitarios, educativos y de servicios sociales.

Esto ha derivado en un importante incremento de personal que tuvo su pico en la Xunta en el año 2021 cuando casi llega a los 100.000 empleados. En el último año, la plantilla cayó ligeramente en 2.687 personas, que coincide mayoritariamente con los profesores que se contrataron de refuerzo durante la pandemia y de los que después se prescindió cuando se eliminaron los grupos burbuja y las restricciones en el aula. Aún así, el número de trabajadores públicos de la Administración autonómica se sitúa en sus niveles más altos, superando incluso la plantilla con la que contaba antes de las restricciones a la tasa de reposición en 2009 (cuando contaba con 89.299 efectivos).

Gobierno, Xunta y concellos dan trabajo a casi dos de cada diez asalariados

El peso del sector público sobre el total de asalariados de la comunidad autónoma es importante. Casi dos de cada diez trabajos los provee la administración. Además, durante los últimos tres años el tirón de Estado, Xunta y concellos en la creación de empleo ha servido para elevar el porcentaje de efectivos públicos sobre el volumen total de trabajadores.

Si en 2019 la cifra de empleados de las administraciones representaba el 16,9 por ciento de todos los asalariados de Galicia, en 2022 ya suman el 17,9 por ciento.

Aún así, la comunidad gallega no es la que tiene más empleados públicos si se compara con su población. Los 160.527 efectivos que trabajan para la administración de Galicia equivalen al 5,96 por ciento de sus habitantes. De esta manera, la comunidad sería la quinta con menos proporción de trabajadores públicos, solo por detrás de Baleares, Comunidad Valenciana, Cataluña y País Vasco.

Por el contrario, las autonomías con mayor porcentaje de trabajadores públicos sobre su población son Extremadura (8,9 por ciento), Aragón (7,9 por ciento) y Castilla y León (7,45 por ciento).

Compartir el artículo

stats