Antonio Pose, el hasta ahora jefe del servicio de Medicina Interna del Complexo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS), presentó ayer su dimisión a la Xerencia del área sanitaria. En concreto, Pose manifestó su deseo de dejar el cargo en una reunión mantenida ayer por la mañana en la que estaba la gerente del área, Eloína Núñez. Según fuentes de los presentes en este encuentro consultadas por Europa Press, Pose leyó ante todos ellos una carta con su renuncia.

Tal y como explican las mismas fuentes, se trató de una reunión “tensa por momentos” y, al concluir, el jefe del servicio hizo lectura de este documento y manifestó que “llevaba ya tiempo pensando” en dimitir dada la sobrecarga que sufría su departamento.

En su intervención, Pose habló de “lo tensionada” que está la sanidad pública y pidió un refuerzo de recursos humanos, al tiempo que mostró lo “orgulloso” que se sentía de pertenecer al servicio de Medicina Interna y de los proyectos impulsados bajo su jefatura. Sin embargo, presentó su dimisión “por coherencia”. Este cese se produce después de que en mayo hiciese lo mismo su homóloga en el Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO).