Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Médicos diseñan una estrategia para erradicar desde los hospitales la hepatitis C en España

Los facultativos, entre ellos un gallego, proponen hacer pruebas a hospitilizados potenciales de tener la enfermedad y otras medidas | Publican su decálogo y lo presentan en un congreso en Londres

El doctor Luir Morano, con un test rápido para detectar la hepatitis C con la técnico Feli Faro. | // M. G. BREA

La búsqueda de “pacientes perdidos” de hepatitis C, que son aquellos que ya fueron diagnosticados con la infección, pero aún no han sido tratados y que representan al menos siete de cada diez pacientes pendientes de recibir tratamiento en España (y Galicia), además de un sistema de alertas y derivación directa al especialista y un cribado universal y por perfiles, entre otras propuestas. Son algunas de las diez acciones para implementar en los hospitales que incluye un decálogo respaldado por la revista Nature Reviews Gastroenterology & Hepatology, la de mayor impacto en esta especialidad. Y representa un paso más de una estrategia en línea con los objetivos de la OMS. Que España sea un modelo a seguir por el resto del mundo en la eliminación de la hepatitis C es un reto más cerca de cumplirse. La presentación de este decálogo en el International Liver Congress, que se acaba de celebrar en Londres es un espaldarazo en esa línea.

Entre los principales firmantes del decálogo, en el que trabajó un grupo de expertos en hepatología, enfermedades infecciosas y microbiología, se encuentra el médico de la Unidad de patologías infecciosas del área sanitaria de Vigo, Luis Morano.

“El decálogo nace como una iniciativa de micro-eliminación enfocada a la erradicación del VHC dentro de los hospitales. El propósito es hacer un check list que recuerde a los profesionales la necesidad de hacer un cribado sistemático del VHC en múltiples situaciones, que podemos conocer, pero que a veces olvidamos, sobre todo en las áreas del hospital menos habituadas al manejo de pacientes con patología hepática”, detalla el doctor gallego.

Un estudio realizado en 2022 en Madrid descubrió que uno de cada diez pacientes de hospitales públicos pertenecientes a poblaciones de alta prevalencia, como personas en programas de hemodiálisis, coinfectadas por el VIH, con enfermedades hepáticas avanzadas o que se inyectan drogas, no se habían sometido a pruebas de detección del VHC.

Las sociedades médicas involucradas en el diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad, la Asociación Española para el estudio del hígado (AEEH); la Sociedad Española de patología digestiva (SEPD); la Sociedad española de enfermedades infecciosas y Microbiología clínica (SEIMC) y el Grupo de estudio de las hepatitis víricas (GEHEP), convencidas de que la eliminación del virus de la hepatitis C es posible, acordaron establecer las estrategias necesarias para la microeliminación de este virus en los hospitales. “Sistematizar las acciones que son necesarias en un hospital para estar seguros de que todos los pacientes que pueden estar infectados y tienen vinculación con el hospital puedan realizar un test de hepatitis C y tengan acceso a su tratamiento si ese test es positivo”, en palabras de Morano.

Eliminación en 2030

Ahora solo queda ponerse manos a la obra para conseguir el reto de la eliminación en 2030: “ El siguiente paso a dar es la aplicación práctica del contenido del documento en los diferentes centros hospitalarios, y el establecimiento de los indicadores que nos permitan medir el grado de cumplimiento, para proceder a la acreditación de estos centros por las diferentes Sociedades Científicas autoras del documento”.

Compartir el artículo

stats