El conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, sostuvo ayer que la rehabilitación de la catedral de Santiago ha generado un impacto económico superior a los 250 millones de euros anuales. Además, el representante de la Xunta calificó este proceso como un “éxito tanto técnico como de gestión”. Rodríguez realizó estas declaraciones en el acto de clausura de las jornadas sobre la restauración del Pórtico de la Gloria, celebrado en Roma.

El conselleiro avanzó el estudio realizado por un equipo de investigación de la Universidad de Santiago sobre la incidencia económica de esta intervención, que detecta un impacto directo y otro indirecto de la ejecución de las obras.

Así, el informe calcula que, de forma directa, las reformas en la catedral han constituido un impacto de 36,5 millones de euros. Por su parte, el impacto indirecto de la actividad generada alrededor de las obras se sitúa en un intervalo entre 200 y 244 millones en términos anuales.

En total, el estudio estima que el impacto económico durante la restauración ha sido entre 250 y 300 millones de euros anuales. “Un impacto que superó las estimaciones iniciales”, destacó Román Rodríguez.

Este proyecto de conservación y restauración supuso una inversión de 17 millones de euros entre el Gobierno de España y la Xunta, además de otros seis millones para la recuperación de la policromía del Pórtico da Gloria.