Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los mayores dispondrán de un canal telefónico preferente para hacer trámites con la Xunta

Les permitirá pedir cita con el médico o relacionarse con la Axencia Tributaria

Jubilados sentados en un banco de Pontevedra. Gustavo Santos

La Xunta impulsa la administración digital. Cada vez más trámites se hacen por internet. Pero estos avances estaban dejando de lado a más de 700.000 mayores gallegos, la mayoría con escasas competencias tecnológicas. El cierre de sucursales bancarias y las restricciones a la atención presencial en las entidades financieras ya motivó una sonora protesta del colectivo de más edad bajo el lema “Soy mayor, pero no idiota”, que obligó a los bancos a dar marcha atrás y adoptar iniciativas para garantizar la inclusión financiera de la tercera edad. Ahora, la Xunta toma medidas también para evitar la brecha digital. A finales de año se activará un canal de atención administrativa preferente para mayores de 65 años. Será un servicio telefónico sin mensajes automatizados ni opciones de marcación atendido por “operadores humanos”.

Según la Xunta, Galicia será así la primera comunidad en aprobar un canal de atención administrativa preferente para las personas mayores. “Queremos facilitar a los mayores su relación con la administración”, explicó el presidente del Ejecutivo autonómico, Alfonso Rueda, tras el Consello de la Xunta.

Este canal telefónico incluirá servicios como la cita en Atención Primaria del Sergas o la atención en las oficinas de información y registro de la Xunta, así como trámites con la Axencia Tributaria de Galicia.

El Consello de la Xunta dio ayer también el visto bueno a la nueva Axenda Enerxética de Galicia 2030 que marcará la hoja de ruta del Gobierno gallego ante el constante incremento de los precios de la energía y su impacto en familias y empresas. El Gobierno gallego invertirá en este plan 630 millones de euros solo hasta 2024 para alcanzar una movilización público-privada de 1.500 millones.

Sus objetivos son llegar al 85 por ciento de energías renovables, reducir las emisiones de efecto invernadero un 55 por ciento o una mejora del 40 por ciento en la eficiencia energética. Entre las medidas que incluye, está la creación de comunidades energéticas en los polígonos donde las empresas colaborarán para autoabastecerse con energías renovables procedentes de paneles solares o biomasa. La primera comunidad energética se ensayará en el parque empresarial Tecnopole de Ourense.

Por otro lado, Galicia aprobó ya su programación de fondos europeos para el periodo 2021-2027. El Feder movilizará 940 millones de euros, que ya serán incorporados a los presupuestos de Galicia del próximo año.

Se retoma además el Programa Vacaciones en Paz que permitirá estancias en Galicia de 110 niños saharuis.

Se lanza el Bono Alquiler: una ayuda de 250 euros para 3.800 jóvenes

Nueve meses después de que el Gobierno anunciara un bono para ayudar a los jóvenes a pagar el alquiler, la Xunta ultima ya la convocatoria de estas subvenciones. Están dirigidas a gallegos de 18 a 35 años y consistirán en una subvención de 250 euros durante dos años para costear parte del arrendamiento de una vivienda.

Galicia recibirá 23 millones de euros del Estado para este programa, lo que, según la Xunta, “solo” permitirá beneficiar a 3.800 jóvenes. Para acceder a estos incentivos los jóvenes deberán disponer de una fuente regular de ingresos y acreditar que su renta no supera los 24.300 euros anuales (tres veces el Iprem).

El plazo para presentar solicitudes estará abierto hasta el 31 de octubre de este año. La Xunta destinará además otros 15 millones al Bono de Alugueiro Social, dirigido a personas que hayan sufrido desahucios, gallegos sin hogar o víctimas de violencia de género. Desde que se puso en marcha en 2015 ya se beneficiaron 2.000 familias. La novedad de la nueva convocatoria es que se ampliará la cuantía máxima de la ayuda de 540 euros a 660 euros.

Compartir el artículo

stats