Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Miles de graduados gallegos en FP cambian empleo por ir a la universidad

Uno de cada tres está matriculado al año siguiente en titulaciones similares y sobre todo en la universidad | Ir mejor preparados a los campus, pero contar ya con un plan de empleo, o aprovechar las convalidaciones, entre las razones

El presidente de la Xunta y el conselleiro de Educación visitan un centro de FP en A Coruña. EFE / CABALAR

Es “casi seguro” que un joven graduado en un ciclo de FP relacionado con las familias de energía y agua, marítimo-pesquera, agraria, transporte y mantenimiento y fabricación mecánica encuentren trabajo, como indicaba la Xunta el pasado febrero cuando presentó los datos de salidas laborales de los titulados en Formación Profesional correspondientes a 2021.

En estas familias, las cifras que maneja la Administración autonómica superan el 90 por ciento de tasa de inserción, pero en general siete de cada diez quedan por encima del 80 por ciento. No obstante, un buen número de jóvenes han entendido que estudiar no sobra, o han asumido el concepto de formación a lo largo de la vida, como apunta Cristina Albés, orientadora en el IES de Teis, y una parte de titulados, incluso pese a las favorables expectativas de empleo, una vez que tiene el plan A, se anima al B: seguir con su formación.

En el caso de los graduados en FP Superior, uno de cada tres lo hace así: o bien elige cursar otro ciclo del mismo nivel educativo o bien dar el salto a los campus, con la ventaja, en ambos casos, de que puede convalidar algunas materias.

En concreto, según los datos difundidos ayer por el Ministerio de Educación, un 33,7 por ciento de graduados gallegos en un ciclo superior en el curso 2019-2020 –un porcentaje más o menos similar al estatal– constan como matriculados al año siguiente de nuevo como alumnos, lo que, en cifras absolutas supone unas 2.500 personas con datos de quienes finalizaron el curso anterior. En la mayoría de los casos –uno de cada cinco titulados– se pasan a otra formación superior, la universitaria, mientras un 11,6% opta por ahondar en las posibilidades que le ofrece la FP en el mismo nivel.

De FP Superior a FP Superior

Por ejemplo, como ilustra Albés, hablando siempre a partir de su propia experiencia en el IES de Teis, para ilustrar el segundo caso, no es inusual que un estudiante que ha cursado uno de los ciclos de informática, como Administración de Sistemas Informáticos en Red, se decida al acabar por seguir con otro emparentado, como puede ser Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma. Porque tienen unas materias comunes que le quedan convalidadas y así pueden cubrir más facetas de la profesión.

De FP Superior a los campus

Otros, en cambio, se animan a matricularse en la universidad, pero en lo suyo, porque han visto que les gusta y que se les da bien después de la experiencia previa en los ciclos, que operan también como fase piloto también para aquellos jóvenes que no quieren irse todavía de casa a la universidad. No obstante, en esos casos, y aunque desde FP tienen acceso directo, por muy buen expediente que tengan, la orientadora advierte que no pueden superar el diez de media y suelen apuntarse a subir nota en las específicas de selectividad. Lo bueno es que también convalidan algunos créditos y todo ayuda, sostiene.

¿Por qué dar un rodeo por FP para ir a la universidad? Albés comenta que ha observado alumnado que ya tiene previsto desde el principio llegar por la vía de FP. Es un tipo de estudiante “competente”, resalta, que cree que acudirá “mejor preparado” a la carrera gracias a los conocimientos previos y a la formación práctica que recibirá.

También llegan alumnos a FP desde Bachillerato a los que no les da la nota para el grado deseado y optan por algo similar en FP, y que al final pueden acabar en la universidad.

De FP Medio a Superior

El informe da cuenta asimismo de cuántos jóvenes culminan un ciclo de FP medio y se pasan a uno superior y son muchos: en Galicia, casi cuatro de cada diez graduados en ciclos medios inició un ciclo del siguiente nivel en los tres años siguientes. Albés apunta que un ciclo medio puede funcionar como un “rescate” para los no satisfechos con Bachillerato.

También la FP Básica ayuda a retener alumnos en el sistema educativo, concuerda. Así, un 67,2% de los estudiantes que cursa esta opción en Galicia –pensada para adolescentes que no titulan en ESO– accedió en los tres años posteriores a un ciclo medio. “La FP está resurgiendo porque posibilita muchas salidas”, enfatiza Albés. Pero al tiempo, argumenta, los jóvenes son conscientes de la relevancia de seguir formándose para “mejorar” sus oportunidades laborales.

Compartir el artículo

stats