Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medio Rural reorganiza el mando del dispositivo contra incendios para ganar eficacia

Se movilizarán 7.000 efectivos y 30 medios aéreos

El conselleiro de Medio Rural, ayer, en el Consello Forestal. XOAN ALVAREZ

El dispositivo de extinción de incendios de este año incorporará un nuevo sistema de mando que permitirá mejorar en organización, coordinación y eficacia, según la Consellería de Medio Rural. La Xunta trasladó ayer al Consello Forestal el nuevo Plan de Prevención y Defensa contra Incendios Forestales (Pladiga), que contempla entre las novedades crear un Sistema Estructural de Mando Operativo que permitirá, entre otras cosas, liberar de tareas al director técnico de extinción en cada incendio y sectorializar los fuegos para gestionar mejor los recursos de extinción.

El operativo de lucha contra incendios estará integrado por más de 7.000 efectivos, contabilizando tanto a los profesionales de la Xunta como a los adscritos a otras administraciones. En cuanto a los medios, se movilizarán hasta 30 medios aéreos, aportados tanto por el Gobierno gallego como por el Estado, así como cerca de 380 motobombas.

En este sentido, Medio Rural explicó que se continúa mejorando el parque de motobombas con la renovación este año de 13 de estos vehículos.

En cuanto a la red de vigilancia, durante este año 2022 se incorporarán seis nuevas cámaras a tres localizaciones, de manera que el número total de dispositivos de videovigilancia ascenderá a 148 unidades localizadas en 74 localizaciones.

Objetivos

Según recoge el Pladiga, el objetivo marcado por la Consellería de Medio Rural para este año es que no se supere la media de 16.187 hectáreas quemadas de los últimos 10 años. También prevén que la media de superficie arbolada calcinada por fuego no supere las 2,56 hectáreas. Y quieren mantener el número de incendios mayores de 25 hectáreas por debajo del 2 por ciento. “Se trata de reducir al máximo posible, teniendo en cuenta los recursos disponibles, las consecuencias ecológicas, económicas y sociales producidas por los fuegos”, señaló el conselleiro de Medio Rural.

Otra de las claves del Pladiga será el refuerzo de la labor de la Unidade de Investigación de Incendios Forestais creada el pasado año. En la campaña pasada ya realizó un total de 242 diligencias de investigación de distinto tipo.

La Consellería de Medio Rural ha identificado un total de 35 parroquias de alta actividad incendiaria. Repiten 31 respecto al listado del pasado año, entran cuatro parroquias nuevas y salen otras tantas.

Castaños

Además del Pladiga, el conselleiro de Medio Rural trasladó al Consello Forestal de Galicia el programa impulsado por su departamento para recuperar 8.000 hectáreas de bosques tradicionales de castaños y plantar otras 16.000 hectáreas nuevas para la producción de madera y de castañas.

Para ello se ha programado, en un primer periodo de ejecución hasta 2025, un presupuesto de 22 millones de euros –incluyendo fondos públicos y privados– para plantar 3.500 hectáreas de castaños para fruto y de otras 2.000 para producción de madera, así como la restauración de 2.000 hectáreas de bosques. Este año y el que viene se cuenta con llegar a las 1.100 hectáreas de plantación y a las 500 de recuperación.

Compartir el artículo

stats