El oso pardo vive de forma “constante” en zonas de Galicia

Confirman la presencia de ejemplares en Os Ancares, O Courel y montañas de Ourense | Aún se desconoce su número

Machos jóvenes de oso pardo pueden desplazarse en contacto entre zonas de Galicia y Asturias.

Machos jóvenes de oso pardo pueden desplazarse en contacto entre zonas de Galicia y Asturias. / EFE

Agencias

El oso pardo (Ursus arctos) es una especie protegida en España desde 1973 y que en Galicia ha mantenido una presencia histórica, que atestiguan incluso antiguas “albarizas” o construcciones de piedra destinadas a impedir el acceso a los panales. La Fundación Oso Pardo confirma ahora que los osos viven de forma constante no solo en las montañas de Lugo sino en otras zonas de Ourense.

El biólogo y coordinador de proyectos de la citada Fundación, Fernando Ballesteros, confirmó que “la presencia del oso es ya permanente y constante” en zonas de Os Ancares y O Courel, así como que es un hecho la expansión de esta especie a otros lugares de la provincia de Lugo y “a amplias zonas de la de Ourense”.

Ya en 2019, la hemeroteca confirmaba que los técnicos de la Fundación Oso Pardo encontraron en el Parque Natural dos Montes do Invernadeiro, en la provincia de Ourense, una muestra de un excremento de oso. “También hubo algún ataque a colmenas muy cerca”, aseguraron entonces. Y ahora revalidan la tendencia de esta población.

Eso sí, Fernando Ballesteros ha reconocido que es “difícil” precisar el número de ejemplares de oso pardo que puede haber en estos momentos en los montes gallegos, dado que los “machos jóvenes” se desplazan de un lugar a otro y existe un contacto permanente con zonas de Asturias y de León.

El experto también ha precisado que, de hecho, “en Os Ancares siempre ha habido presencia de osos, no han faltado en ningún momento”, y que en los últimos años se han extendido claramente a la zona de O Courel, donde también se ha hecho relativamente “estable”.

Cuestión diferente, ha agregado, es la existencia de “reproducción”. Aunque los machos los que se más se mueven y se dejan ver por estas zonas en Galicia, Ballesteros añadió: “Tenemos constancia, por genética, de que en la población de Os Ancares hay hembras”. Pero tampoco se puede asegurar la existencia, a día de hoy, de reproducción en esa zona de la montaña de Lugo. “Hace años había algunas hembras con cachorros en Os Ancares”, ha añadido el responsable de la Fundación Oso Pardo, que espera que “se pueda establecer” en esa zona un “núcleo de reproducción”.

El hallazgo de osos en Ourense también tuvo algo de coincidencia. Gracias a las cámaras de fototrampeo instaladas en la zona a finales de la pasada década para la película “Montaña ou Morte” –dirigida por el cineasta Pela del Álamo–, se pudo filmar a un macho de oso pardo de entre tres y cinco años.

El lobo llega al Congreso

Mientras, el debate sobre sacar al lobo del listado de especies protegidas que agita al mundo rural llegará hoy al pleno del Congreso. Una proposición de ley impulsada por el PP “para combatir el reto demográfico” obligará a todos los partidos a pronunciarse al respecto. Hace meses, el PP incluyó una enmienda a los presupuestos generales de 2022 con la misma petición, incluida en un paquete de medidas de protección de la ganadería extensiva y lucha contra la despoblación.

En noviembre, Galicia junto a Cantabria, Asturias y Castilla y León pidieron paralizar el documento de Transición Ecológica que insistía en una mayor protección del lobo.

Las cuatro autonomías (gobernadas por PP, PSOE y PRC) aseguraban que la validez de la Estrategia para la convivencia de las actividades en el Medio Rural con el lobo y su conservación “quedaba en entredicho” al tratarse de un documento que se elaboró sin el consenso de las comunidades loberas, que además presentaba “grandes fallos” y que fue concebida sin ningún sustento técnico”. Pretenden que se saque al lobo del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial.