El Parlamento de Galicia, con sede en el Pazo do Hórreo, ha albergado esta mañana la toma de posesión como presidente de la Xunta de Alfonso Rueda Valenzuela (Pontevedra, 1968), quien da relevo a mediados de la XI Legislatura a Alberto Núñez Feijóo, después de que este presentase su renuncia tras hacerse con las riendas del PP estatal.

Superados los trámites previos, la elección parlamentaria, la comunicación al Rey Felipe VI y la publicación del nombramiento en los boletines oficiales de Galicia y España, Rueda tomó posesión de su cargo en un acto al que asistieron en torno a medio millar de invitados.

Entre ello, el líder del PP, presidente saliente de la Xunta, y la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, además de numerosas personalidades políticas y civiles.

Rueda ha pronunciado el único discurso institucional de un acto en el que ha reivindicado el pasado, y ha dicho tener los "pies firmes en el presente", al tiempo que afronta con "ilusión y confianza" el futuro. "Hoy no tomo posesión de un cargo, me hago cargo de las lógicas preocupaciones de los gallegos de hoy", ha subrayado. 

Rueda ha pronunciado el único discurso institucional de un acto en el que ha reivindicado el pasado, y ha dicho tener los "pies firmes en el presente", al tiempo que afronta con "ilusión y confianza" el futuro. "Hoy no tomo posesión de un cargo, me hago cargo de las lógicas preocupaciones de los gallegos de hoy", ha subrayado. 

Durante su intervención, el ya presidente de la Xunta de Galicia puso el foco de atención en una unidad: "Conozco, quiero y creo en una Galicia unida, desde la Rúa Príncipe de Vigo hasta la praia das Catedrais, desde las tierras de A Limia hasta el bastión pesquero de O Barbanza, desde la Praza do Obradoiro hasta el Centro Galego de Bos Aires", ha proclamado. "Preservar en Galicia ante las tendencias de ruptura cada vez más presentes" y para ello, ha insistido, "reivindicaremos la pluralidad como condición indispensable para mantenernos unidos".

"Galicia quiere ser como Galicia es. No buscamos fuera modelos que nos condicionen", ha abundado antes de anunciar que seguirá un camino marcado por un "galleguismo conciliador e inconformista".

También se ha dirigido a los gallegos, "libre de hipotecas", pero "cargado de deudas de gratitud": con su familia, con su partido (el PPdeG) y con los ciudadanos de la Comunidad, con los aspira a seguir "avanzando juntos" por la senda del progreso "tranquilo" y la "normalidad excepcional" que ve "bandera" de Galicia.

Emotivas palabras para su familia

No faltaron los recuerdos y agradecimientos en el discurso de Rueda, tanto para sus antecesores en el cargo y para su partido. El momento más emotivo del discurso llegó con las palabras hacia su familia. A su padre, "del que seguí su ejemplo pero no sus consejos", a su madre " que como madre todo lo entiende y todo lo ampara", a su mujer, "como refugio de todo, especialmente de esas decepciones que da la política" y a sus hijas "Beatriz y Marta, el mejor recordatorio de que vale la pena trabajar por el futuro de Galicia".

Invitados

Representantes de diferentes instituciones, empresas, medios de comunicación, entidades sociales y autoridades políticas de Galicia --estarán tanto la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, como el líder del PSdeG, Valentín González Formoso, entre otros-- y de fuera de la Comunidad habían confirmado asistencia a media tarde del viernes, hasta sumar en torno a 500 personas.

Además de Feijóo y Yolanda Díaz, prevén acudir al acto la vicepresidenta segunda del Congreso de los Diputados y exministra, Ana Pastor; el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo; el expresidente de la Xunta Fernando González Laxe; y el delegado del Gobierno, José Miñones.

También acudirán el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy y cargos populares en otras comunidades como los presidentes de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco; Madrid, Isabel Díaz Ayuso; y de Murcia, Fernando López Miras.

De graduación en la previa

Antes de asumir el cargo como sexto presidente de la historia de la Autonomía --primero que accede al cargo tras la renuncia de su antecesor en la Comunidad--, Rueda ha tenido este viernes un plan familiar.

En concreto, ha participado en el acto de graduación del instituto de su hija menor. Este sábado, su familia le arropará en el acto del Parlamento de Galicia.

Entre tanto, Feijóo va dando los distintos pasos para su marcha definitiva a Madrid. Aún le queda renunciar a su acta de diputado, al igual que su responsable de Organización, Miguel Tellado, pero lo harán, previsiblemente, coincidiendo con el pleno que apruebe su elección como senadores por designación autonómica.

"Continuidad de la buena"

Tras la toma de posesión, Rueda, quien ha prometido "continuidad de la buena" en la gestión, con el reto de "ampliar y mejorar" el legado de Feijóo, tampoco se plantea una gran ruptura en el que será su primer Gobierno.

Aunque al margen de que cuenta con el vicepresidente económico, Francisco Conde, ya ha avanzado un nuevo nombre en el Consello de la Xunta: el del presidente provincial del PP de A Coruña, Diego Calvo.

Su previsión es desvelar toda su composición y los ajustes en las áreas este domingo 15, de forma que los conselleiros puedan tomar posesión y celebrar una primera reunión ya el lunes.