Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Xunta reclama a los concellos que rebajen el consumo de agua para prevenir desabastecimientos

En una carta enviada a los alcaldes pide reducir el riego de jardines y el baldeo de calles o bajar la presión de la redes durante la noche

Embalse de Lindoso en una imagen de archivo. Brais Lorenzo

Galicia sigue en prealerta por sequía y la Xunta, al menos por el momento, se resiste a incrementar el nivel de alarma. Pero sí ha solicitado formalmente a los concellos que comiencen a restringir el consumo de agua, o las medidas que consideren oportunas, “para evitar problemas de abastecimiento”. A modo de consejo, el Gobierno gallego plantea la reducción del riego en jardines y utilizar técnicas más eficientes, revisar las instalaciones para evitar pérdidas, reducir durante la noche la presión en las redes de abastecimiento, restringir la renovación de agua en las piscinas, llevar al mínimo el baldeo de calles o hacer un uso eficiente del agua en el lavado de coches.

La recomendación de la Xunta afecta a la demarcación Galicia-Costa, sobre la que tiene competencias, que abarca a la mitad occidental de la comunidad pero concentra al 73% de la población. A sus alcaldes la Consellería de Infraestruturas, a través de Augas de Galicia, les envió ayer una carta para informarles de la situación de prealerta por sequía y demandarles la adopción de medidas que restrinjan el consumo de agua.

"Anomalía hidrológica"

En su último informe –de hace una semana–, Augas de Galicia ya había confirmado la “anomalía hidrológica” que se había detectado en los anteriores meses del año, siendo una de ellas que los caudales circulantes registrados en los ríos de la demarcación fueron en el mes de abril un 48% inferiores a los que normalmente se registran en este mes del año. Además, para este mes no se esperaban precipitaciones importantes.

La Xunta admite que los índices están empeorando, aunque todavía no se alcanzan los umbrales para la declaración del estado de alerta, pero en todo caso anima a los ayuntamientos a implicarse con el consumo responsable de agua.

Reservas en embalses en situación de normalidad

La Administración autonómica señala como factor favorable que las reservas de agua en los embalses de abastecimiento se encuentran en situación de “normalidad”, pero que los caudales continúan siendo bajos y las aportaciones están por debajo de la mitad de las medias para esta época del año.

Asimismo, la Xunta también recuerda a los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes que deben contar con un plan municipal de emergencia ante situaciones de sequía.

En el caso de no tenerlo, Augas de Galicia apunta que existen ayudas que sufragan hasta el 80% del costo de la redacción de estos programas obligatorios.

Compartir el artículo

stats