Galicia registró un mes de abril normal en cuanto a temperaturas y seco en lo que respecta a las precipitaciones, ya que según los datos obtenidos en las estaciones más representativas de la Comunidad gallega, llovió de media un 32 por ciento menos de lo habitual en esta época del año.

Estas son las principales conclusiones del avance del último informe climatológico de MeteoGalicia, que subraya que el pasado mes de abril fue un mes típicamente primaveral, marcado por la alternancia de periodos fríos y secos, alguna borrasca bastante activa en cuanto a precipitaciones y jornadas anticiclónicas de sol y calor.