El Juzgado de lo Contencioso-administrativo nº1 de A Coruña estimó el recurso del grupo municipal de Marea Atlántica contra el nombramiento en septiembre de 2020 de Mónica Martínez, hasta poco antes concejala de Ciudadanos, como miembro de la Junta de Gobierno Local y responsable del área de Deportes.

La jueza considera que las resoluciones recurridas vulneran la Ley de Bases de Régimen Local, pues suponen que la concejala no adscrita asume nuevos cargos con incremento de sus retribuciones económicas, por lo que procede a declarar la nulidad de los decretos de la Alcaldía e indica que el Concello da Coruña debe “cuantificar las cantidades percibidas como consecuencia de dichos acuerdos, que deberán ser reintegradas al Ayuntamiento con los intereses correspondientes”. Cada año, Martínez percibe 16.000 euros más con relación a los que recibía antes de ser concejala de Deportes. Contra la resolución cabe recurso de apelación.

Marea Atlántica decidió recurrir el nombramiento de Martínez como integrante del Gobierno local al entender que se había vertido en una tránsfuga, por lo que en su recurso hizo referencia al acuerdo alcanzado por los partidos políticos sobre esta cuestión. "Siguiendo el pacto antitransfuguismo, este tipo de concejales que abandonan su partido de origen no podrán entrar a formar parte de gobiernos y asumir responsabilidades de gestión", declaró entonces la portavoz de Marea, María García.

El Gobierno local declaró tras conocer la sentencia que la está estudiando y que analizará la posibilidad de la presentación de un recurso, ya que mantiene que la incorporación de Martínez al Gobierno local no constituye un caso de transfuguismo.