Los dos partidos de la oposición en Galicia se impacientan con Alberto Núñez Feijóo. Tanto el BNG como el PSdeG urgen al todavía presidente de la Xunta a que gestione su relevo en el Gobierno autonómico ahora que su atención se ha volcado con la política nacional.

La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, ha acusado a Feijóo, de "seguir cobrando un salario" de todos los gallegos mientras está "ocupado" en "barrer la corrupción de su partido para debajo de la alfombra" y "ratificar los pactos con la extrema derecha antigallega".

"Galicia necesita un gobierno que esté al 100 por cien con este país", ha manifestado Pontón este lunes, haciendo hincapié en el sector de mar, con el que se ha reunido. Así, ha lamentado que Feijóo priorice "poner orden en los líos internos del PP, en plena lucha de baronías" por "ver quién se queda" en Montepío.

Pontón ha reclamado un gobierno "centrado" en Galicia. "Es evidente que Feijóo sigue cobrando un salario de todos los gallegos, pero trabajando para el PP, que lleva dos meses en que sus prioridades están centradas en tapar la corrupción del PP, en los pactos con la extrema derecha o en calmar las aguas internas del partido en Galicia, porque quiere dejar todo atado y bien atado", ha denunciado.

La líder nacionalista ha incidido en que "Galicia no puede ser un segundo plato" en el que se "pone por delante el PP a los intereses de los gallegos". "Lamentablemente, vemos como en este momento, tenemos un presidente que está pensando en cómo poner en marcha su proyecto en Madrid y cómo dejar todo bien atado en Galicia", ha reprochado.

Así, Pontón ha advertido de que el país "no puede estar dos meses paralizado y, mucho menos, por lo problemas internos el PP". "Nosotros, por lo tanto, pedimos que no se alargue más este proceso de sucesión; Galicia no puede estar hasta el mes de junio sin gobierno", ha aseverado

"Galicia no puede ser el tablón del juego de tronos del PPdeG"

Luis Álvarez - Portavoz parlamentario del PSdeG

El Partido Socialista de Galicia ha asegurado que es "urgente" acelerar el relevo de Feijóo al frente de la Xunta al considerar que Galicia no puede ser "el tablón del juego de tronos de un PPdeG más centrado en repartir cargos y pelear por cuotas de poder que en tomar medidas eficaces y efectivas".

Así lo ha manifestado este lunes el portavoz parlamentario de los socialistas gallegos, Luis Álvarez, quien ha asegurado que el "juego de estrategias" que atraviesa estos días el PP gallego evidencia que "no hay un partido unido" sino que "existe un hiperliderazgo construido en torno a la figura de Feijóo que muestra sus debilidades ante la desaparición de ese líder" que "dice una cosa en Galicia" y "otra en el resto de España" y que se "estrena bendiciendo el primer gobierno con la extrema derecha" en Castilla y León.

En este contexto, Luis Álvarez ha incidido en que el modelo de "baronías territoriales" del Partido Popular se "muestra cada día con más intensidad" en un contexto en el que "Galicia no puede seguir esperando por un Partido Popular que está más preocupado por sus intrigas que por publicar medidas en el Diario Oficial de Galicia (DOG)".

"Frente a una Xunta que lleva dos meses desaparecida", Luis Álvarez ha asegurado que el PSdeG "está demostrando capacidad e iniciativa para gobernar". Así, ha recordado que "hace poco tiempo" los socialistas gallegos presentaron un plan de medidas urgentes para apoyar a los sectores más perjudicados por la crisis derivada de la invasión de Ucrania por parte de Rusia, unas propuestas que fueron rechazadas en el pleno de la Cámara gallega por el Partido Popular.

"No proponen soluciones pero rechazan las que proponemos otros", ha censurado para reivindicar que, frente a ello, el PSdeG es un "partido de gobierno" que "quiere aportar soluciones". "Porque sabe como gobernar y lo hace cada día con acierto en ciudades como Vigo, Lugo, Santiago, Ferrol y A Coruña y así hasta en 111 ayuntamientos de nuestra comunidad", ha afirmado.

"La situación que deja Feijóo"

Además, en la rueda de prensa ofrecida este lunes en la Cámara gallega, el dirigente socialista ha considerado necesario "salir de la situación que deja Feijóo" en Galicia y que, según ha indicado, se reduce en "más deuda", "menos personas trabajando en la sanidad pública", "menos profesores en los centros públicos" y menos población.

"Por tanto, entendemos que es urgente ese relevo en la Xunta, pero también que el nuevo presidente cuente con la opinión del PSdeG, el primer partido de la oposición en Galicia", ha sostenido.

"No podemos tener una comunidad con un gobierno paralizado como consecuencia de los problemas de un partido político", ha incidido para asegurar que se tata de la "peor" situación desde que Galicia cuenta con Estatuto de la Autonomía.