Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El control de la limpieza del monte se moderniza

Permitirá geolocalizar las inspecciones de fincas cercanas a las viviendas y a los dueños consultar el estado de sus parcelas

Un trabajador desbroza una zona de monte en Cangas. Gonzalo Núñez

Las nuevas tecnologías constituyen el mejor aliado para vigilar los montes y reducir el riesgo de incendios forestales, especialmente en las zonas de mayor peligro como son las cercanas a viviendas u otro tipo de construcciones. A la retahíla de aplicaciones y sistemas utilizados en la actualidad en Galicia, se unirán nuevos servicios a partir del año que viene que permitirán a los inspectores geolocalizar sus inspecciones para que ningún punto se escape a su vigilancia, asociar fotos a la ficha de cada parcela para consultarla desde el móvil, contar con un visor de parcelas con códigos de colores sobre su estado (limpio, pendiente, en tramitación...) o avisar a los dueños de fincas del estado de sus parcelas también en su teléfono.

Estos servicios se deberían poner en marcha el año que viene si prospera la licitación de un contrato por 300.600 euros para el “servicio de desarrollo evolutivo y soporte del sistema de información de gestión integral de la biomasa en las fajas secundarias”.

Estos terrenos son las parcelas cercanas a las construcciones. “Tienen un ámbito municipal y poseen la función prioritaria de protección de los núcleos poblacionales, las infraestructuras, los equipamientos sociales, las zonas edificadas, los parques y los polígonos industriales”, según la definición de la Ley de prevención y defensa contra los incendios forestales de Galicia.

Son los concellos los que deben velar por el control de que esos terrenos están limpios de maleza antes del 1 de junio de cada año. En caso de no ser así, notifican a los dueños la irregularidad y, si estos no cumplen su obligación, deben realizar el desbroce con sus medios y luego pasarles la factura.

El problema es que decenas de concellos carecen de medios suficientes para abordar esa tarea, por lo que desde 2018 delegan en la Consellería de Medio Rural y Seaga esos trabajos, dentro del plan de prevención y defensa contra los incendios. El sistema cuenta con 273 concellos adheridos para gestionar las granjas de seguridad y además Medio Rural entregó ya 242 planes locales de prevención, de los que 164 están aprobados definitivamente.

Las multas por no limpiar de combustible para los incendios forestales de las parcelas en los 50 metros distales de casas o similares pueden llegar a los 10.000 euros, además del coste del desbroce. El año pasado, Medio Rural envió 35.000 notificaciones.

Dentro del departamento dirigido por José González, se dispone una panoplia de herramientas que ahora deben actualizarse. Es la tarea que pretenden realizar mediante el citado contrato con un presupuesto de licitación inicial de 300.600 euros.

Sin embargo, no solo mejorará las herramientas actuales, como el programa Xesbío, que permite la gestión de las notificaciones de la obligación de limpiar parcelas o la adhesión de particulares a la tarifa fija de Seaga para esa tarea, sino que también pretende añadir nuevas funcionalidades.

Entre ellas, destaca la “incorporación al visor de parcelas de los trabajos previstos” en el plan de prevención anual en las fincas cartografiadas digitalmente, como cortafuegos, desbroces, pistas...

También se incluirá “permitir asociar fotografías georreferenciadas a inspecciones en la aplicación móvil”, así como “permitir a los propietarios consultar los datos y el estado de gestión de sus parcelas, así como sugerir cambios en su datos de contacto”.

Estas nuevas funciones incluirán también un sistema de geolocalización de inspectores para “optimizar su trabajo restante y las tareas pendientes”, así como crear una ficha con calendario y gestión de cuestiones pendientes para cada parcela.

Compartir el artículo

stats