Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Encuesta de Población Activa

Galicia, furgón de cola en creación de empleo el año pasado

Tan solo se encuentra por delante de La Rioja - Se aleja del acelerón del conjunto de España que alcanza cifras de récord desde 2008

Varias personas en la puerta de una Oficina del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

Galicia se aleja del acelerón que ha dado el conjunto de España en creación de empleo. De hecho, sus datos del pasado año pasado tan solo fue mejor que los de La Rioja. Mientras en el conjunto de España se generaron más de 840.600 nuevos empleos (+4,3%), en Galicia el alza se coloca en el 0,96% según datos de la Encuestra de Población Activa (EPA) publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esto lo que se traduce en unas tan solo unas 10.400 ocupaciones. Únicamente La Rioja se coloca por debajo de estos valores, con un aumento del 0,1%.

Esto significa, además, que Galicia aún no ha recuperado las cifras de 2019, ya que las datos muestran 4.700 empleos menos que en el último trimestre de ese años.

Número de parados

Las personas desempleadas bajaron en 7.600 personas en 2021 en Galicia, lo que supone un 5,3% menos que en el ejercicio anterior. De esta manera, el paro descendió en Galicia muy por debajo de la media nacional, ya que en toda España este dato cayó un 16,5%, con hasta 615.900 personas menos paradas. Al igual sucede con el número de empleos creados, que ascendió un 4,3% en todo el Estado, hasta 840.700 puestos de trabajo.

Por su parte, el total de desempleados en Galicia cerró el año pasado en 135.100 personas, mientras que el total de activos se situó por encima del 1,09 millones de personas, pero con una tasa de paro del 11,01%, mejor que la media española del 13,33%.

Último trimestre

Solo en el último trimestre, Galicia perdió 21.200 personas ocupadas, un 1,9% menos, mientras que aumentó el número de parados en 8.300 personas, situándose así entre las comunidades con mayores descensos del empleo en el último trimestre de 2021, solo por detrás de Islas Baleares (-73.200 empleos perdidos) y entre la que más incrementos del paro han tenido, también solo por detrás de Baleares (21.900).

Cifras nacionales

España cosió definitivamente gran parte de las heridas que, laboralmente, arrastraba de las dos crisis económicas que ha encadenado en la última década. La del covid y la de las burbujas inmobiliaria y financiera. El paro cerró el pasado año a su menor nivel desde el 2008 y el empleo hizo el camino inverso y se situó a su mejor registro desde que los ejecutivos de Lehman Brothers tuvieran que empacar sus cosas en cajas de cartón. Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados este jueves muestran un mercado laboral español que empieza el 2022 con registros récord, aunque también con una elevada temporalidad, una afectación parcial de ertes y bajas covid y un número de hogares donde todos sus miembros están en paro que supera el millón en todo el país.

El empleo cerró el 2021 con un fuerte empuje que las últimas olas de la pandemia no ha conseguido frenar. La tasa de paro cayó al 13,33% en el último trimestre del año, su cifra más baja desde el 2008; El empleo ganó 153.900 ocupados y acabó el año por encima de la cota de los 20 millones de trabajadores en activo, concretamente en los 20,1 millones, su mayor nivel también desde el 2008. No obstante, la EPA arroja matices que las cifras que mes a mes publican los Ministerios de Trabajo y la Seguridad Social no permiten vislumbrar.

El sector privado

Si el mercado laboral español ha recuperado y superado los niveles de empleo previos al covid se explica, en parte, por el extraordinario esfuerzo realizado desde la Administración, tanto en ayudas como en contrataciones. Pues el cuarto trimestre del 2021 España lo cerró con 4.200 ocupados menos en el sector privado que en el 2019 y 264.300 menos que en el 2008.

Y si bien España ha recuperado los volúmenes de empleo previos al coronavirus pero no así las horas trabajadas. Es decir, hay más ocupados, pero la actividad y horas efectivas de trabajo que estos desempeñan es, en conjunto menor. Sinónimo de que la economía todavía no está a los mismos niveles que antes del virus. Los datos publicados este jueves muestran que las horas efectivas de trabajo están al alza, pero todavía son el 3,8% inferiores al cierre del 2019.

Compartir el artículo

stats