Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Feijóo reivindica la política “útil” y receta una oposición leal a Sánchez

Feijóo, ayer, durante su intervención en la interparlamentaria del PP. | // XOÁN ÁLVAREZ

El presidente de la Xunta y del PP de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, reivindicó ayer la “política útil” y “sin sectarismos”, que “se ocupa de los problemas reales de la gente”, al tiempo que recetó una oposición al Gobierno de Pedro Sánchez que sea “constructiva y leal”. Así se pronunció durante su intervención ante la Interparlamentaria del PPdeG celebrada en Santiago, a la que asistieron decenas de diputados autonómicos, estatales y europeos.

A todos ellos le pidió Feijóo que trabajen “por Galicia”, porque ese es “el compromiso” del PP: “Ser diputado o senador significa ser delegado de Galicia en las instituciones”. “Cuando entréis en el Parlamento, los ojos y los oídos se quedan en la calle”, insistió, para encargarles la misión de “compaginar la defensa del partido” con la “del territorio”. Eso sí, cuando estos dos planteamientos colisionan y hay que “priorizar”, Feijóo abogó por “representar al territorio”.

“La política que vale la pena es la que lleva al Parlamento las preocupaciones de la gente y no la que lleva la crispación de los partidos políticos, la que tiene como objetivo fundamental no crispar, no dividir, no incomodar, no crear problemas y resolver los problemas” resumió.

Instinto de conservación

En su discurso, el presidente gallego aprovechó para cargar contra Sánchez, que “utiliza la herramienta del Gobierno central para tapar sus debilidades y contentar a sus socios” con el reparto de fondos europeos, el sistema de financiación autonómica y los presupuestos del Estado, para así poder “mantenerse en el poder”. “Es una persona que tiene un gran instinto de conservación”, censuró.

Feijóo también culpó a Sánchez de meter a España en una “espiral de inflación”, de “déficit desbocado” y con “subidas masivas” de impuestos, junto a unos presupuestos con un cuadro macroeconómico “ficticio”.

Criticó además los proyectos políticos que buscan “importar” los planteamientos nacionalistas, ya que “no convienen” a Galicia, a pesar de que parecen “disfrazarse” en el Parlamento. “Los gallegos no votan soberanismos, los gallegos no votan conciertos económicos, los gallegos no votan estatalización de las empresas, ni incrementos masivos de los impuestos, ni imposiciones lingüísticas, ni la quiebra y la separación de España”, advirtió.

Compartir el artículo

stats