Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pandemia, estímulo para vacunarse contra la gripe para cien mil mayores gallegos más

Más de 510.000 gallegos de 65 o más años se vacunaron y antes del COVID lo hacían 410.000 | En el invierno previo al virus fallecieron 88 personas y en el anterior, 132

Una mujer se vacuna contra la gripe en el Ifevi, ayer, en Vigo. / RICARDO GROBAS

A comienzos de enero de 2020, los primeros episodios de lo que sería el coronavirus ya habían sido notificados, pero faltaba más de un mes para que la nueva amenaza fuese bautizada por la OMS con el nombre de COVID-19. Para entonces, la campaña habitual de vacunación de la gripe en Galicia ya había finalizado y lo hizo con unas cifras mejores que el año anterior entre los gallegos de 65 o más años: más de 410.000 ciudadanos en esa franja de edad se habían animado a inmunizarse contra una dolencia que esa misma temporada se vinculó con el ingreso de 1.628 pacientes en planta y con un total de 88 muertes. No obstante, la irrupción de la pandemia sirvió de acicate para que más ciudadanos se protegieran contra la gripe en un contexto en el que el Sergas difundió el mensaje “contra la gripe, tenemos vacuna”.

El temor a que la conocida dolencia se solapase a la nueva enfermedad en su primer invierno de convivencia disparó la cifra de pensionistas que dio el paso de protegerse contra la gripe en la campaña 2020/2021 hasta más de 491.000 mayores inmunizados, y este mismo año, a pesar de que ese entusiasmo no siguió la misma progresión, se han animado a protegerse contra la dolencia tradicional un total de 510.361, cien mil más que antes de la irrupción del COVID, con datos a día 16, en la recta final de campaña.

Cuando el Sergas anunció la ampliación del dispositivo de la gripe a este mes indicó que la vacuna estaría disponible para quien lo desease, incluso para quienes no formen parte de lo que se consideran grupos con indicación –mayores, embarazadas, personas con patología de riesgo...–, hasta finalizar existencias y activó la posibilidad de recibir la inyección en los recintos donde se inmuniza contra el coronavirus. De hecho, la inoculación de ambas vacunas –gripe y refuerzo del COVID– arrancó de forma simultánea en los mayores de 80 años y son los gallegos de más edad quienes mejor responden a la invitación.

En concreto, los últimos datos elevan a un 81,07% el porcentaje de vacunados en el tramo de 75 años en adelante. Aunque este colectivo era también el más aplicado en el invierno de 2019/2020, justo antes de la irrupción del coronavirus, la cifra del último informe se situó en un 67,3%, casi 14 puntos menos. Pero no son los únicos que se disparan en plena pandemia: entre los gallegos con edades comprendidas entre los 70 y 74 años la vacuna contra la gripe alcanza ya un 69,09 por ciento de cobertura, frente al 58,73 por ciento de dos años atrás, y los más jóvenes del grupo, los que van de 65 a 69 años, también se ven estimulados, al pasar de apenas un 47% en enero de 2020 a un 60,86% dos años después.

En global, el Ejecutivo gallego eleva la cobertura de vacunación antigripal, con datos provisionales, a un 74,2% de los mayores, frente al 60,4% de hace dos campañas. Hace un año ascendía en el informe difundido en enero al 72,2% y ya entonces era el porcentaje más elevado de todo el siglo actual, aunque no se llega aún al 75%, que es el objetivo establecido en el caso de los mayores. 

Esta campaña Sanidade administró un total de 810.000 inyecciones

Aun así, si se toma como referencia el censo de 2020 publicado por el Instituto Galego de Estatística, quedaría todavía una masa de gallegos jubilados reticente a recibir la inyección de la gripe. En concreto, los gallegos de 65 o más años ascienden a 687.824: habría más de 177.000 que no se deciden. Aun así, en 2021 la Xunta registraba un mínimo de rechazos a los ofrecimientos de la vacuna: menos de 20.000.

El COVID sirvió de acicate para protegerse contra una dolencia que en el invierno de 2017/218 estuvo presente en casi 3.850 ingresos hospitalarios –241 en UCI– y 257 fallecidos. En 2019/20, justo antes de la irrupción del COVID, la cifra había bajado, pero, aun así, se vinculó a 1.628 hospitalizaciones y 88 muertes. El año pasado, en cambio, el sistema de vigilancia de ingresos con gripe confirmada no declaró ningún caso en toda la temporada, según recoge el Sergas, algo “excepcional”.

Pese a que en el caso de los mayores la Consellería de Sanidade anota cifras de récord, entre la población en general no se supera a estas alturas todavía el entusiasmo que provocó que en el primer año de la pandemia se administrasen más de 843.000 inyecciones. Por ahora el dato provisional de la Xunta es que, a 16 de enero, la cifra roza los 811.000.

Claves destacadas

  • Más de 510.000 mayores vacunados

    El último informe de Sanidade eleva los mayores de 65 o más años inmunizados contra la gripe a 510.000; en 2019 eran cien mil menos.

  • Los más entusiastas, los de 75 o más años

    El porcentaje de cobertura de la vacuna sube conforme a la edad de los potenciales destinatarios: entre los de 75 o más años es del 81%.

  • Una dolencia con 1.500 ingresos

    El invierno pasado no hubo noticias de la gripe en los hospitales gallegos, pero en el anterior se relacionó con 1.500 ingresos y 88 muertes.

Compartir el artículo

stats