Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los concellos lograrán 163 millones extra este año del Gobierno para combatir el virus

Las entregas a cuenta crecen un 13%, seis veces más que el año pasado, hasta 1.386 millones

Gente paseando por las calles de Ourense CARLOS PETEIRO

La mayor disponibilidad de recursos por parte del Gobierno central permitirá a ayuntamientos y diputaciones de Galicia ampliar sus recursos este año un 13% hasta obtener 163 millones de euros más respecto al ejercicio pasado. Dispondrán así de casi 1.387 millones con los que cubrir sus necesidades de gasto y apuntalar la recuperación económica y social tras la crisis causada por la pandemia de COVID-19.

La relajación de los límites de gasto facilitará su gasto tras engordar su ahorro en 100 millones

La falta de nuevos presupuestos obligó en 2019 a prorrogar las cuentas estatales y, por tanto, mantener los fondos dirigidos a las entidades locales a través de las entregas a cuenta, el porcentaje de la tarta impositiva estatal que les corresponde. En 2020, por tanto, se repartieron 1.199 millones, cantidad que apenas creció hasta los 1.223 el año pasado en un momento de graves problemas debido al virus que puso en jaque la economía mundial y la salud de millones de personas.

Sin embargo, este año los presupuestos estatales contemplan unas entregas a cuenta un 13,3% superiores a las de 2021, lo que supone un crecimiento seis veces mayor al del ejercicio anterior.

Los ayuntamientos obtendrán 714 millones, distribuidos en 251,6 para los pontevedreses, 301,8 para los coruñeses, 81,3 para los ourensanos y 79,3 para los lucenses, según la información del Ministerio de Hacienda. Además, las cuatro diputaciones obtendrán otros 672,6: 206,1 para la de Pontevedra, 252,4 para la de A Coruña, 113,1 para la de Ourense y 101 para la de Lugo.

Lógicamente, son las ciudades las que mayor proporción de estos recursos lograrán. Vigo obtendrá casi 96 millones, seguida de los 85,1 de A Coruña, los 35,6 de Ourense, los 30,4 de Santiago, los 28 de Lugo y los 23 de Pontevedra. Estas seis urbes forman parte del régimen de cesión de tributos, mientras que Ferrol se encuadra en el régimen general, como el resto de municipios.

Además, los municipios contarán con otra ventaja. La anulación de la regla de gasto que limitaba su capacidad de invertir, y que derivaba de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera de 2012 cuando el Gobierno del PP impuso la austeridad alegando la necesidad de evitar un rescate íntegro de la economía española, se hará efectiva realmente este año. Esa anulación se llevó a cabo a finales del año pasado y los municipios no tuvieron tiempo de poder reinvertir sus ahorros, por que lo que cerraron 2020, año de la irrupción del COVID, con 100 millones más en remanentes. Podrán gastarlos este año.

“Debemos proteger a la población que lo está pasando mal por el COVID”

Alberto Varela - Presidente de la Federación Galega de Municipios e Provincias

decoration

–Las entregas a cuenta a los concellos y diputaciones crecen un 13% en 2022. ¿Son suficientes?

–Este era un año que nos preocupaba mucho a nivel financiero, con lo cual la valoración de las medidas adoptadas por el Estado es muy positiva tanto por este incremento de las entregas a cuenta, como por las medidas de compensación del efecto SII reclamadas dese la Fegamp reiteradamente y, por supuesto, por la creación del fondo compensatorio para las liquidaciones del año 2020 que se practicarán este año y que serían muy negativas.

Alberto Varela - Presidente de la Federación Galega de Municipios e Provincias XOAN ALVAREZ

Dicho esto, es obvio que la financiación local necesita de forma urgente una reforma y el nuevo modelo debe tener en cuenta las crecientes responsabilidades que han ido asumiendo las entidades locales en los últimos años. Y, desde luego, también se deben contemplar criterios que tengan en cuenta el coste de los servicios. No es entendible que esto, que se aplica en el caso de las comunidades autónomas, no se tenga en cuenta en ningún caso en la financiación de las entidades locales.

–¿Cuáles serán las prioridades de gasto de estos recursos?

–Obviamente, la pandemia que aún estamos sufriendo ha tenido unas consecuencias en la economía importantes que están afectando en muchos ámbitos a nuestros ciudadanos. Por lo tanto, es muy importante utilizar responsablemente los recursos, tanto los estructurales como los que nos llegarán a través de los mecanismos de recuperación y resiliencia. Debemos propiciar modelos que avancen en la sostenibilidad y modernización de los servicios públicos, ofreciendo mayor calidad a la ciudadanía y, muy importante, que esta prestación pública se produzca de forma cohesionada entre todas las administraciones. Y, sobre todo no podemos perder de vista que en este momento parte de nuestra población lo está pasando mal por los efectos derivados de la COVID y debemos estar protegiendo a los sectores más vulnerables.

–Las liquidaciones de 2020 también reflejan un aumento del ahorro municipal porque la relajación de la regla de gasto no entró en vigor hasta final del ejercicio. ¿Invertirán el grueso de los remanentes en 2022?

–Durante gran parte de 2020, los ayuntamientos y diputaciones seguimos sufriendo las injustas restricciones de gasto vigentes en los últimos 10 años y generamos esos remanentes. Es, cuando menos, contradictorio que las medidas más estrictas se aplicaran precisamente a las administraciones más cumplidoras. Desde hace tiempo, el municipalismo lleva señalando que tener esos recursos inmóviles no es bueno para la economía y es, además, algo difícilmente entendible por parte de nuestros vecinos y vecinas. Por lo tanto, creo que esta liberación parcial de la utilización de estos fondos es muy positiva en todos los sentidos.

Compartir el artículo

stats