El sector farmacéutico vivirá un cambio con el desarrollo de la Ley de Ordenación Farmacéutica, pues la Consellería de Sanidade ha abierto ya el proceso para revisar y cambiar el sistema de guardias, horarios o distancias entre boticas, así como las condiciones para la planificación de estos servicios y el traspaso de los mismos.

Sanidade dio el pistoletazo de salida a la regulación normativa exigida por la citada legislación abriendo el plazo de consulta pública para elaborar cuatro nuevos decretos. Las consultas podrán remitirse hasta el próximo 22 de enero, período a partir del cual el departamento dirigido por Julio García Comesaña comenzará a elaborar los textos.

Se trata de cuatro decretos. Uno regula las “condiciones y requisitos para la entrega de medicamentos y productos sanitarios en supuestos especiales”; otro regula horarios, turnos de guardia y vacaciones de las farmacias; el tercero versa sobre la “planificación y los distintos procedimientos de autorización en materia de oficinas de farmacia”; y el último es el relativo a la “señalización, información, publicidad y actividades de promoción de las oficinas de farmacia”.

En el caso de la entrega de medicamentos a domicilio, la pandemia puso de manifiesto la necesidad de llevar a casa fármacos para personas con “pérdida de autonomía funcional y necesidad de cuidados por enfermedades crónicas”. De hecho, existió acuerdo parlamentario para aprobar una medida que permitiría a una de las cinco oficinas farmacéuticas más cercanas al domicilio de ese tipo de pacientes la entrega a domicilio de medicamentos.

Ahora deben concretarse condiciones y requisitos para esta modalidad de servicio, que ya se puso en marcha durante la pandemia ante el confinamiento impuesto en marzo del año pasado.

En el caso de los horarios, se establecerán nuevos criterios para fijar qué farmacias deben estar de guardia y cuándo, así como las vacaciones. “Además, se introducirán nuevos elementos que permitan dotar de racionalidad y organización” al servicio, “adecuándolo a la demanda sanitaria real”. “Hasta ahora tan solo contábamos con resoluciones y criterios previamente pactados con los distintos colegios oficiales farmacéuticos”, argumenta Sanidade.

Además, el cambio normativo afectará también a las nuevas tecnologías y a las condiciones para anunciarse de estos establecimientos. También se regularán los requisitos para la transmisión, cambio de localización, reforma o cierre de oficinas farmacéuticas.

Un propietario

La nueva Ley de Ordenación Farmacéutica de Galicia modificó el sistema para abrir boticas, con novedades como que un farmacéutico solo pueda ser titular o copropietario de un establecimiento, al tiempo que se fijaron concursos más ágiles para la adjudicación de nuevas oficinas.

Sanidade ya cuenta con el decreto que regula la entrega de dosis personalizadas de medicamentos en fase de tramitación tras la apertura y cierre de un proceso de consulta pública como los citados.