Galicia ya tiene AVE, pero eso no ha servido para amainar el debate político en el Parlamento gallego. El portavoz parlamentario del PSdeG, Gonzalo Caballero, acusó al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, de “mentir” al decir que la alta velocidad no llegaría a la comunidad autónoma en 2021, a lo que el jefe del Ejecutivo gallego le replicó que no debería “sacar pecho” porque se haya inaugurado esta infraestructura una semana antes de que acabe el año, al tiempo que le reiteró que la obra está “incompleta” porque hay AVE a Ourense pero debe extenderse al resto de las ciudades gallegas. Así, le recordó que faltan los trenes AVRIL, que permitirán agilizar la conexión con las demás urbes.

Por su parte, la portavoz nacionalista, Ana Pontón, recriminó a Feijóo que presida un Gobierno “separatista” que divide a las familias por la emigración juvenil. La afirmación fue recibida con sorna en las filas populares. “Es la primera vez en 40 años que el Bloque le dice al PP que es un partido separatista”, se sorprendió Feijóo.

El presidente de la Xunta anunció la puesta en marcha en las próximas semanas de una oficina de orientación y asesoramiento juvenil en materia de formación, empleo y vivienda. También anunció un plan estratégico para la juventud y que tendrá vigencia hasta 2027.

Feijóo reivindicó además “la previsibilidad, planificación y estrategia” de Galicia en las diversas áreas de acción política, que ha contrapuesto con la actuación del Gobierno central. Y anunció que Galicia contará con un nuevo Plan Estratégico, que verá la luz este mes.

Al margen del cara a cara entre el presidente de la Xunta y los portavoces de la oposición, el PPdeG llevó a la Cámara la votación de una iniciativa para rechazar el independentismo con la que pretendía que el BNG quedara “retratado”. La proposición fue aprobada por populares y socialistas, mientras que el BNG votó en contra. Los nacionalistas recurrieron al humor para recordar a las bancadas de la derecha que BNG significa “bloque, nacionalista y gallego”. “Somos un Bloque, somos nacionalistas y somos gallegas”, replicó la diputada frentista Olalla Rodil.

El Parlamento gallego aprobó además ayer por unanimidad una iniciativa para pedir que se rectifiquen los horarios del tren A Coruña-Ourense y se repongan las líneas ferroviarias suprimidas, con especial atención a las frecuencias de primeras y últimas horas de la mañana.