Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Xunta abre cada mes un expediente sancionador a una vivienda turística

Una mujer en un apartamento frente a la playa

Las viviendas de uso turístico siguen sin tocar techo en Galicia. Ni siquiera la pandemia ha frenado la tendencia al alza. Durante el último año se registraron dos mil alquileres vacacionales más hasta llegar a superar los 14.000. Suponen ya el 78 por ciento del total de alojamientos turísticos de la comunidad autónoma.

No tener autorización o engañar con el precio puede acarrear multas de hasta 9.000 euros

Pero estas viviendas son solo las que están regularizadas e inscritas en el censo de la Xunta. La Axencia de Turismo advierte que es difícil estimar cuántos pisos hay ilegales. En todo caso, en los últimos cuatro años el Gobierno gallego abrió 60 expedientes sancionadores a propietarios de estos inmuebles por diferentes irregularidades, es decir, una media de uno al mes.

En 2020 fueron un total de 12 los procedimientos de sanción, la mayoría (10) por infracciones graves como no haber obtenido la autorización turística, prestar deficientemente los servicios al cliente causándoles un grave perjuicio, cobrar precios diferentes a los exhibidos o notificados al usuario, publicidad engañosa, utilizar rótulos o distintivos diferentes a los que corresponden según la normativa turística o falsedad documental. Las multas pueden llegar a 9.000 euros.

  • Las viviendas de uso turístico, al alza: suponen ya un cuarto de las plazas para visitantes de Vigo

En todo caso, la pandemia, que golpeó con dureza al sector turístico, redujo también los expedientes sancionadores abiertos por la Xunta. Así, si en 2020 se incoaron12 expedientes sancionadores, cuando un año antes habían sido el doble: 23.

Según los datos de la Axencia de Turismo de Galicia, en el periodo entre 2017 y 2019 se atendieron 43 denuncias y se actuó de oficio en otros 64 casos. Y finalmente se impusieron multas a 31 propietarios, sin incluir los expedientes abiertos en 2020 pendientes aún de resolución.

  • La lucha para regularizar las viviendas turísticas

Además para reforzar el control sobre las viviendas de uso turístico, desde el pasado año es obligatorio que los propietarios muestren el número de registro autonómico en las plataformas donde se publiciten “lo que permitirá mejorar la inspección y dar certeza al usuario”. Además estos establecimientos deben suministrar a la Xunta datos de ocupación trimestral para disponer de información sobre su carga.

Una web centralizará las reservas de alquileres vacacionales en las rutas del Camino de Santiago"

Las viviendas turísticas ganan cada vez más terreno entre la oferta de alojamientos hoteleros y ahora además competirán con los albergues en la captación de peregrinos.

La Xunta junto a la Asociación de Viviendas Turísticas (Aviturga) presentó ayer una plataforma, denominada “vitgal.es” que centralizará las reservas de alquileres que estén localizados en las distintas rutas del Camino de Santiago.

Nava Castro, Alfonso Rueda y representantes de Aviturga, ayer, en la Xunta. FdV

La web fue presentada por el vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda, junto a la directora de Turismo de Galicia, Nava Castro, y la presidenta de la Asociación Galega de Vivendas Turísticas (Aviturga), Dulcinea Aguín.

Las nuevas funcionalidades de esta plataforma se incluyen en el proyecto integral de promoción de las viviendas de uso turístico, en el que la Xunta colabora con 80.700 euros e incluye también la renovación de la campaña para reducir las viviendas de uso turístico ilegales a través de la plataforma “legaliciate.gal”, así como la puesta en marcha de formación y profesionalización de los propietarios desde la Escuela de Anfitriones de Aviturga.

En el marco de esta colaboración, la web “vitgal.gal” incorporará un servicio de atención telefónica para activar nuevas viviendas en la plataforma de reservas, mientras que en el caso de “legaliciate.gal” se creará también un servicio de atención telefónica de asesoramiento para activar una propiedad como vivienda de uso turístico.

Compartir el artículo

stats