Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El factor que encarece los servicios públicos: Galicia tiene el 50% de su población dispersa

Uno de los pocos habitantes de una aldea de Galicia, en Ourense Brais Lorenzo

El Ministerio de Hacienda ultima su propuesta para reformar el sistema de financiación autonómica y las comunidades ya han empezado a tomar posiciones de cara a la dura batalla que se avecina por el reparto de fondos. Frente a las regiones que enarbolan el criterio de la población para priorizar los recursos, se ha erigido un frente de autonomías de la llamada “España vaciada” que reclaman que se tenga en cuenta el coste real de la prestación de servicios en un contexto demográfico de envejecimiento y dispersión poblacional.

Es la comunidad que tiene más habitantes residiendo en núcleos de menos de 2.000 vecinos o zonas diseminadas | Esta tasa es casi cuatro veces superior a la de Cataluña o Andalucía

Es más costoso prestar atención sanitaria o mantener colegios y transporte escolar para una población reducida pero distanciada por muchos kilómetros, que cuando los habitantes están concentrados en las áreas urbanas. Y éste es uno de los hándicaps que sufre Galicia. La mitad de la población gallega vive dispersa. De hecho, es la comunidad con mayor dispersión de toda España.

Las diferencias son enormes. Galicia tiene casi tres veces más población dispersa que la media nacional y casi cuatro veces más que otras comunidades como Andalucía o Cataluña.

El dato aparece reflejado, de hecho, en un informe del Consejo Escolar del Estado en el que analiza el impacto de la dispersión sobre el gasto público en la enseñanza. Utiliza como indicador para medir la dispersión la población que vive en núcleos con menos de 2.000 habitantes, así como la diseminada en cada concello, es decir las casas fuera de los núcleos poblados.

El mapa de la dispersión en España

El mapa de la dispersión en España | El gris pertenece a las provincias con entre 0 y 20% de dispersión | El azul clarito, a las provincias con entre un 20 y 40% de núcleos diseminados | El azul oscuro, a las provincias con más de un 40% de residentes en núcleos de menos de 2.000 habitantes o diseminados Hugo Barreiro

La media de habitantes que viven en zonas dispersas en España es del 16,7 por ciento. Galicia, con un porcentaje de población dispersa del 48,2 por ciento, se sitúa a la cabeza, seguida de Cantabria (31,8 por ciento) y de Castilla y León (31,8 por ciento). En el extremo opuesto se sitúan Cataluña (12,7 por ciento), Andalucía (11,8 por ciento) y Madrid (con solo el 2,1 por ciento).

Provincias

Por provincias se sitúa a la cabeza de España Pontevedra, con un 53,8 por ciento de sus habitantes residiendo en núcleos de menos de 2.000 habitantes o en casas diseminadas por el municipio. Lugo ocupa el segundo lugar, con el 51,7 por ciento. El tercer puesto es para Zamora y Ourense, empatadas con un 48,3 por ciento. Le siguen Teruel (43,3 por ciento), Segovia (43,1 por ciento) y A Coruña, con el 42,4 por ciento.

Por debajo del 10 por ciento de dispersión están las provincias de Madrid (2,1 por ciento), Sevilla (4,5 por ciento), Barcelona (8 por ciento) y Valencia (9,6 por ciento).

La comunidad es la tercera con más gasto en educación por alumno

¿Y cómo influye esta dispersión en el gasto educativo? El informe del Consejo Escolar del Estado analiza la financiación por alumno en cada comunidad. Galicia es, de hecho, la tercera autonomía que destina más dinero por estudiante (5.985 euros), solo por detrás de País Vasco y Navarra. Por el contrario, Madrid solo gasta 4.039 euros por alumno.

  • Galicia, a la cabeza con más ambulatorios y colegios cercanos pese a la dispersión

Según el Consejo Escolar del Estado, el 64 por ciento de las diferencias de gasto público entre comunidades se explica por la distinta ratio entre alumno y profesor. Es decir, al margen de la apuesta política de cada gobierno autonómico por la educación, el factor clave que influye en un mayor coste económico en la enseñanza es el número de estudiantes por cada docente.

Y esta ratio está directamente vinculada a la dispersión poblacional, según concluye el informe. Las comunidades con mayor proporción de alumnado escolarizado en poblaciones de tamaño medio o grande tienden a presentar un número más elevado de alumnos por profesor. Es el caso de Madrid, que solo tiene un 5 por ciento de estudiantes en núcleos pequeños, y es la autonomía con mayor ratio de escolares por docente (13,5).

En el extremo opuesto, está Galicia, donde el 46,4 por ciento del alumnado estudia en localidades de menos de 10.000 habitantes y, sin embargo, tiene el número más bajo de alumnos por profesor (9,5).

Pero al margen de este estudio, los datos sobre transporte escolar y comedor también atestiguan que en Galicia el gasto es el triple que la media nacional precisamente debido a la dispersión. La Xunta invierte anualmente unos 130 millones de euros en autobuses para llevar a los niños al colegio.

Y, a pesar de la mayor dispersión poblacional, Galicia está a la cabeza de España con más ambulatorios y colegios cercanos a la población, según las conclusiones de otro estudio realizado por la Fundación Ivie sobre la “Accesibilidad a los Servicios en España”.

Lugar de Meixomence en Silleda Bernabé / Javier Lalín

Todos los municipios gallegos tienen centro de salud, salvo dos (Negueira de Muñiz y Santiso), donde se ha instalado un consultorio. Y además prácticamente todos los niños de 3 a 11 años tienen en su concello una escuela de Infantil y Primaria. Y lo mismo ocurre con Secundaria, solo el 5 por ciento de los alumnos tiene que desplazarse a otro ayuntamiento a estudiar.

Y si la dispersión penaliza a Galicia, también lo hace el envejecimiento. La comunidad gallega es la segunda, tras Asturias, con mayor tasa de población mayor de 65 años, lo que tiene un impacto directo sobre el coste de la sanidad y la atención a la dependencia.

La Xunta urge un Consejo de Política Fiscal sobre financiación

El vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda, urge al Gobierno de España a que convoque el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) para hablar de financiación autonómica desde el punto de vista de una “negociación multilateral”.

El “número dos” del Ejecutivo gallego recordó que el modelo de financiación autonómico no será un tema a tratar en la Conferencia de Presidentes de enero en la isla de La Palma.

Durante la reunión celebrada el pasado viernes en Madrid con representantes de las comunidades para preparar esa futura cita, la ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, ya confirmó que este asunto no estaría en el orden del día, sino que sería objeto de un encuentro específico del CPFF.

“Si es así, de acuerdo, pero hay que cumplir eso”, pidió el vicepresidente de la Xunta, quien insistió en que las autonomías llevan “muchísimo tiempo esperando”. Además, Rueda afeó las “concesiones bilaterales” del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a determinadas formaciones “a cambio de apoyo en los Presupuestos Generales del Estado”.

 

Compartir el artículo

stats