Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los médicos de familia que formen a los MIR escalarán antes en la carrera y cobrarán más

Un grupo de MIR, con su tutor y un paciente. | // RICARDO GROBAS

Galicia necesita formar a más médicos para afrontar el déficit de profesionales sobre todo en Atención Primaria. Sin embargo, los facultativos que se encargan de tutelar a los residentes no son suficientes. Hay tutores que están próximos a la jubilación y no hay relevo. Esta labor, hasta ahora, era voluntaria y además no estaba remunerada. Por eso, la Consellería de Sanidade aprobará un decreto con el que intenta atajar este problema e incorporar a más doctores a la formación de MIR. Entre las medidas, incluye incentivos, como facilitar a los médicos de familia que asciendan más rápido en la carrera profesional, lo que les reportará mayores ingresos anuales.

Los facultativos de los centros de salud que están en el grado III de carrera tenían que esperar siete años para escalar al nivel máximo y sumar así 2.981 euros anuales más a sus retribuciones. Sin embargo, si acreditan cinco años de ejercicio efectivo de formación de residentes podrán acortar este plazo y subir al siguiente nivel en solo cinco años.

También se aplica esta medida a los doctores de Primaria con el grado inicial que debían esperar a que transcurriesen cinco años para empezar a cobrar los 2.981 euros del nivel I. Este periodo se reducirá a solo dos años en caso de que lleven dos ejerciendo de tutores en su especialidad. Esta flexibilización extraordinaria estará vigente solo hasta 2027.

Por otro lado, los profesionales que, dentro de los centros sanitarios, ejerzan como jefes de estudios de esta formación de residentes pasarán a ser considerados jefes de servicio y cobrarán el correspondiente complemento retributivo.

En todo caso, si todos estos incentivos no fuesen suficientes, la Consellería de Sanidade se guarda un as en la manga, tal y como ya denunciaron los sindicatos. En el proyecto de decreto, que está en exposición pública, explica que se podrán crear determinadas plazas donde sea obligatorio ejercer las funciones de formar a residentes.

Así, la norma establece que “la totalidad de los profesionales” que presten sus servicios en centros docentes y dispositivos acreditados, es decir, en hospitales y centros de salud, “estarán obligados a prestar apoyo a las necesidades de docencia”. Para ello “se podrán determinar puestos para cuya cobertura se requiera la correspondiente acreditación como tutor de formación sanitaria especializada, siendo obligatorio el ejercicio de las funciones de tutoría mientras que ocupen dichas plazas”.

Según explica la Consellería de Sanidade, el objetivo es “reforzar la disponibilidad del sistema para la formación de especialistas”. “Se quiere incentivar su participación en estas tareas”, añaden.

Además de las ventajas en la carrera profesional, la Xunta explica que a los tutores de médicos residentes se les liberará de trabajo para que puedan ejercer la formación. Así, podrán disponer de dos horas al mes por residente para estas tareas. Y tendrán prioridad en la participación de actividades formativas. Ser tutor será premiado también como mérito en las convocatorias de plazas o concursos de traslados del Sergas. Pero además la norma establece un sistema de acreditación y evaluación de los médicos tutores.

La formación de profesionales costará el próximo año 61,7 millones de euros. Galicia ha ofertado en el actual ejercicio 543 plazas de formación sanitaria especializada pero la Consellería de Sanidade lleva tiempo reclamando al Gobierno que convoque un MIR extraordinario para formar a más médicos. De hecho, el aumento de plazas de facultativos es uno de los temas que la Xunta quiere introducir en el orden del día de la próxima Conferencia de Presidentes.

Compartir el artículo

stats