El aeropuerto de A Coruña ha activado hoy su plan de emergencia por una amenaza de explosivo en el vuelo Bilbao-A Coruña operado por Volotea con hora de aterrizaje prevista para las 07.30 horas, según informaron fuentes de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea. El pasaje desembarcó y esperó en una sala aislada mientras que el avión se estacionó en una zona alejada en el tiempo que los agentes de la Guardia Civil efectuaron la inspección.

Los efectivos del Instituto Armado examinaron el interior del aeroplano, desde la cabina hasta la bodega, y no encontraron rastros de ningún explosivo. Falsa alarma. Desde la Guardia Civil también han querido puntualizar que por el momento no se ha producido ninguna detención relacionada con el suceso. A pesar de la amenaza de bomba, el aeropuerto de Alvedro ga seguido funcionando con normalidad.

El aeropuerto de A Coruña tuvo conocimiento de la notificación de amenaza de explosivo en el vuelo Volotea V7 3538 después de que ésta fuese recibida en Bilbao. El vuelo afectado fue el que cubría la ruta Bilbao-Coruña con hora de aterrizaje a las 7:30. El Aeropuerto coruñés ha activado su plan de emergencia y se ha mantenido operativo en todo momento.

La aerolínea Volotea también ha informado en sus redes sociales sobre el aterrizaje de emergencia por "amenaza de bomba a bordo" del vuelo V7 3538 entre Bilbao y A Coruña.

Alrededor de las 10.05 la Guardia Civil ha confirmado que la incidencia se daba por finalizada, una vez comprobado que se trataba de una "falsa alarma", según informa el Instituto Armado. Parte de los efectivos de la Guardia Civil desplegados en el aeropuerto de A Coruña esta mañana al aterrizar un avión con aviso de bomba ya han abandonado las instalaciones portuarias.

Parte del pasaje desembarcado del avión con aviso de bomba ha podido abandonar la terminal con su equipaje de cabina antes de las 10.00 horas, mientras el resto de pasajeros esperaba por las maletas sometidas a revisión dentro del plan de emergencia de Alvedro. Entre las 10.00 y las 10.15 horas todos los pasajeros que se han visto sorprendidos hoy por el despliegue del operativo de emergencia ante el aviso de bomba en su vuelo han podido abandonar el aeropuerto. Varios de estos pasajeros han relatado, al abandonar la terminal, que en ningún momento cundió el pánico entre el pasaje. Algunos de estos testigos que han llegado a A Coruña en el vuelo que aterrizó hoy con aviso de bomba han relatado que en un primer momento les explicaron que el desembarque se ralentizaría por un incidente debido a la presencia de combustible en la pista. Posteriormente ya les indicaron que se había activado el protocolo de emergencia por un aviso de bomba. El pasaje mantuvo la calma en todo momento durante las comprobaciones de la Guardia Civil y alrededor de las 10.15 horas el aeropuerto empieza a recobrar la normalidad.

Por otra parte, los pasajeros que aguardaban en la terminal de A Coruña para tomar el vuelo de Volotea de A Coruña a Bilbao, en el mismo avión que aterrizó a primera hora con aviso de explosivo, han recibido minutos antes de las 10.00 horas la confirmación de que todo está en orden para que puedan embarcar en un breve plazo de tiempo. Ese avión tenía que haber salido hacia Bilbao a las 08.15 horas.

EMERGENCIA DESACTIVADA

La Delegación del Gobierno en Galicia confirmó después que el aeropuerto de Alvedro desactivó el Plan de emergencia por amenaza a la seguridad iniciado esta mañana ante la posibilidad de que un vuelo procedente de Bilbao que aterrizó de emergencia en A Coruña pudiera llevar algún explosivo en su interior. El avión, un Airbus 319 de línea regular de la compañía Volotea, aterrizó a las 7.30 horas y se estacionó en una zona apartada donde se procedió al desembarque del pasaje y a la revisión de su interior, informa la Delegación del Gobierno en Galicia.

En el avión viajaban 106 pasajeros, entre los que se encontraba un bebé, así como seis tripulantes y todos desembarcaron sin incidentes ni daños personales.

Una vez examinado el avión y equipaje y comprobado que no existía ninguna amenaza real, se han entregado las pertenencias a los pasajeros.

A las 10 de la mañana quedó desactivado el plan de emergencia.