Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuatro de cada diez adolescentes reciben mensajes sexuales en redes, chats o videojuegos

Uno de cada cinco podría sufrir ciberacoso | El mayor informe realizado cifra el impacto de la tecnología: con móvil desde los 11 años y 1 de cada 3, enganchado a internet

Uno de cada tres adolescentes hace un uso problemático de internet y redes. | // EFE

Cuatro de cada diez adolescentes asegura que recibió mensajes de contenido erótico o sexual a través de redes, chats, internet o videojuegos, mientras que a uno de cada diez le ha llegado una proposición sexual por parte de un adulto por las vías antes citadas. No menos preocupante es que uno de cada cinco podría estar sufriendo ciberacoso. El ciberacoso, la ‘sextorsión’ o el acceso a contenidos inadecuados forman parte de la cara oscura del uso masivo a la tecnología y los propios adolescentes los identifican como sus principales riesgos. Son solo algunos de los resultados del ambicioso informe “Impacto de la tecnología en la adolescencia. relaciones, riesgos y oportunidades” que presentó UNICEF España y que representa el mayor estudio sobre esta temática realizado hasta la fecha en nuestro país y a nivel europeo.

“Hay un 60% de jóvenes que aceptan invitaciones de desconocidos; son cientos de miles de jóvenes los que aceptan esos riesgos a diario”, destacó el respondable del estudio, el profesor de Psicología de la Universidad de Santiago de Compostela (USC), Antonio Rial Boubeta. El experto aseguró que “estamos ante uno de los grandes desafíos como sociedad de la década, o del siglo, porque para nuestros jóvenes usar la tecnología es vivir”. La omnipresencia del uso de internet fue uno de sus titulares destacados: más del 31,6% de los adolescentes se conectan más de cinco horas diarias. Además, casi el 60% de adolescentes llevan el móvil a clase todos los días y ocho de cada diez están registrados en tres redes. Pero entre los datos de la picaresca, Rial Boubeta desveló que seis de cada diez jóvenes tienen varios perfiles en la misma red social, uno de ellos ‘blanco’ para que vean sus padres.

La peor parte es que un 33% tiene un “uso problemático” de internet, entre la franja de los 11 y los 16 años y el uso de internet ya condiciona discusiones semanales en casa. “Disponemos de datos que nos deben mover, no solo a preocuparnos, sino a ocuparnos”, destacó el profesor de la USC.

Uno de cada cinco jóvenes podría tener un cierto enganche a los videojuegos, siguiendo las opiniones de más de 50.000 estudiantes de la ESO (Educación Secundaria Obligatoria) consultados, de los que el 90,8% se conecta a Internet todos o casi todos los días. ¿Qué sienten al hacerlo? Pues los adolescentes reconocen que la red les puede hacer sentir alegría (96,9%), relajación (81,6%) o diversión (78,9%). Ahí la cara más amable.

También preocupan el juego y las apuestas online, ya que se estima que 70.000 estudiantes de ESO lo han hecho alguna vez en su vida; el 44,3% de ellos dice que su motivación fue ganar dinero. Y, aunque un 25% de los encuestados asegura tener discusiones con sus padres, madres o cuidadores por la tecnología al menos una vez a la semana, el informe constata que solo al 29,1% sus padres les ponen límite o normas sobre el uso de internet o a las pantallas.

A la vista de los resultados del informe, la lucha contra el acoso escolar y el ciberacoso debe ser una prioridad, puesto que se han detectado tasas de victimización sensiblemente más altas que las que ofrecen las estadísticas oficiales, explicaron los ponentes. Es necesario también tomar medidas para reducir las preocupantes cifras de sexting, contacto con desconocidos o posibles casos de grooming , así como abordar el uso problemático de las redes sociales y posibles adicciones a videojuegos.

“El uso problemático de internet y las redes afecta al día a día de los adolescentes y sus familias, ya que impacta en su bienestar, salud mental, convivencia e, incluso, en su satisfacción con la vida”, aseguró por su parte la directora de Sensibilización y Políticas de infancia de Unicef España, Carmen Molina. “Por ello, realizamos una serie de recomendaciones dirigidas a gobiernos, familias, instituciones, empresas y la sociedad en general, con el objetivo de fomentar una buena higiene digital”, añadió.

El acto contó con la participación por parte de Unicef España de Gustavo Suárez Pertierra y Carmen Molina; el presidente del Consejo General de Colegios Profesionales de Ingeniería en Informática (CCII), Fernando –que dirigió el soporte tecnológico del estudio– y Marta y Josué, dos adolescentes miembros de los consejos de participación de Unicef. La presentación intercaló declaraciones de jóvenes, que argumentaron en primera persona.

Con motivo del lanzamiento del este informe también arrancó una campaña de sensibilización dirigida a padres y madres de niños que acaban de entrar en internet o que están a punto de hacerlo, con el objetivo de proponer a las familias que acompañen a sus hijas e hijos en esa vida digital que ahora comienzan, bajo el hashtag #SuMayorInfluencer.

Compartir el artículo

stats