Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Galicia

El déficit de médicos en Atención Primaria se agrava: 400 jubilaciones en cuatro años

Los centros de salud tienen ya 51 plazas sin cubrir | Sanidade admite que el personal en formación no será suficiente para cubrir las necesidades: "no hay relevo generacional"

Protesta de los vecinospor la falta de médicoen un centro de saludde Monterrei. Brais Lorenzo

Los centros de salud tendrán que afrontar en cuatro años la pérdida de 400 médicos de familia por jubilaciones. Son el 15 por ciento de la plantilla actual, lo que agravará el déficit de facultativos que padece Atención Primaria. La Consellería de Sanidade alerta además que el relevo generacional “no está garantizado”. Ahora mismo hay ya 51 plazas sin cubrir y no encuentra doctores para cubrir bajas y sustituciones. Los profesionales sanitarios dicen estar al límite y hoy mismo la plataforma SOS Sanidade Pública ha convocado una manifestación en Santiago, que estará apoyada por los partidos de la oposición, para “reclamar más personal y presupuesto”.

Los farmacéuticos podrán renovar recetas a pacientes crónicos

En la memoria económica de ley de acompañamiento fiscal de los Presupuestos de Galicia de 2022 el Sergas admite las dificultades que se avecinan: “Teniendo en cuenta tanto el personal que previsiblemente va a optar por la jubilación en los próximos cinco años, como las vacantes actuales no cubiertas actualmente, el personal en formación que terminará su especialidad de medicina familiar y comunitaria el próximo año y los cuatro siguientes, no será suficiente para cubrir las necesidades asistenciales en atención primaria”, reconoce la Xunta, que concluye que “en los próximos cinco años el relevo generacional no está garantizado”.

  • Los colegios médicos plantearán reforzar la Atención Primaria con el traslado de doctores de Urgenciasz

¿Pero cuántos médicos de familia se jubilarán en los próximos años? La Consellería de Sanidade se resiste a dar una cifra oficial porque los facultativos pueden jubilarse a los 66 años si tienen 37 años de cotización más 6 meses, pero pueden también prorrogar su vida laboral hasta los 70 años. “No es un cálculo fácil”, apuntan. Sin embargo, en una mesa sectorial celebrada la semana pasada dieron una cifra a los sindicatos: 400 jubilaciones en cuatro años incluido 2021.

En estas jubilaciones se incluyen las 51 plazas que quedaron vacantes este año. Si se repite un escenario similar, Sanidade calcula que de los 102 médicos de Primaria que cumplirán 66 años en 2022 se retirarán la mitad, otros 50. Y de seguir esta tendencia la cifra alcanzaría los 400 en 2024.

Es decir, uno de cada seis facultativos de los centros de salud se jubilarán en cuatro años. Y las plazas para formar nuevos médicos no son suficientes para garantizar que exista el relevo.

Las claves

1-Solo el 2,1% está disponible

La Xunta construyó un total de 46,1 millones de metros cuadrados de suelo industrial. Solo el 2,1% (un millón) está disponible para nuevos compradores o arrendatarios.

2-Un nuevo plan para el área de Vigo

La administración gallega impulsará la creación de dos nuevos millones de metros cuadrados en el entorno de Vigo en los próximos años.

3-Desplome del negocio por el virus

Durante el año pasado, Xestur apenas obtuvo 3,6 millones por la venta de parcelas, frente a los 17,3 del ejercicio anterior.

La Consellería de Sanidade ha reclamado al Ministerio de Sanidad que incremente en 64 las plazas de formación para médicos de familia hasta las 206 e insiste en que se celebre una convocatoria de MIR extraordinario.

La acuciante falta de personal sanitario está obligando a acometer una reordenación de Atención Primaria. La Consellería de Sanidade apeló precisamente al déficit de médicos para justificar la creación de una nueva categoría de facultativos especialistas que trabajará en los centros de salud y hará guardias en los puntos de atención continuada (PAC) de forma obligatoria. Hasta ahora había profesionales que pasaban consulta en jornada ordinaria en los ambulatorios y por otro especialistas destinados a los PAC. Y los primeros podían realizar guardias, pero voluntariamente.

El Sergas cubrirá estas plazas a través de un concurso de méritos, sin oposición, que convocará en mayo o junio. Con este modelo pretende cubrir las 51 vacantes que hay actualmente más los puestos recogidos en el plan de salud de Atención Primaria que están sin cubrir: en total, unas 70 plazas.

Estos profesionales estarán obligados a realizar dos guardias en los PACs y con carácter voluntario podrán hacer guardias en urgencias hospitalarias. Cobrarán un complemento retributivo, similar al que cobra el personal de urgencias, de 173,46 euros al mes.

El Sergas contratará a facultativos sin MIR para tramitar las bajas laborales

Ante el déficit de personal y la cada vez mayor sobrecarga que sufren los facultativos en los centros de salud, la Consellería de Sanidade está ideando medidas para aliviar las agendas de estos profesionales sanitarios. Una de las quejas recurrentes de los médicos de Primaria es que las tareas burocráticas les restan tiempo de atención a los pacientes. Para solucionarlo, el Sergas contratará a técnicos de salud para tramitar las bajas laborales de trabajadores.

Los técnicos de salud son médicos que no se encargan de la atención directa a pacientes, entre ellos facultativos sin el MIR.

Según explicó el Sergas a los sindicatos, estos puestos se crearán a demanda de los centros de salud y serán incorporados mediante contratos temporales.

Otra medida destinada a aliviar la carga laboral de los médicos de Primaria es el nuevo sistema de filtrado de llamadas XIDE, que se puso en marcha como proyecto piloto en dos centros de salud. Un administrativo se encargará de contestar el teléfono y, en función de las necesidades del paciente, derivarlo al profesional más adecuado para resolverlo (enfermera, matrona, farmacéutico, trabajador social...). Este sistema pretende evitar que por defecto los facultativos de cabecera atiendan casos que deberían ser remitidos a otros profesionales.

También se están ampliando las funciones de las enfermeras. Ahora, por ejemplo, se encargarán del control de los pacientes que toman el Sintrom. Y los farmacéuticos podrán renovar recetas de pacientes crónicos si cuando el enfermo solicita cita con el médico no hay hueco en la agenda en dos días.

El Colegio de Médicos ha presentado alegaciones a la renovación de recetas para crónicos por parte de los farmacéuticos y ha paralizado un recurso contra el programa de filtrado de pacientes mientras negocia los detalles con Sanidade.

 

Compartir el artículo

stats