Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Menos plantones al médico por la pandemia

Sala de espera de un centro de salud. Rafa Vázquez

Dos mil pacientes gallegos faltaron cada día a la cita programada con su facultativo el pasado año. Con la pandemia, sin embargo, los plantones al médico se desplomaron un 40 por ciento. La generalización de la atención telefónica en Primaria contribuyó a reducir estas ausencias de última hora. Mientras, en los hospitales, las dificultades para acceder a una consulta debido a las restricciones del COVID, que obligaron incluso a aplazar actividad, hizo que los pacientes estuviesen más pendientes de no perderse la cita.

Si en 2019 se ausentaban de las consultas programadas unos 3.361 pacientes diarios, en 2020 la cifra bajó a algo más de 2.000, según los datos de la Consellería de Sanidade. Los pacientes que no acuden a sus citas suponen un contratiempo importante pues las agendas se planifican al milímetro para maximizar los recursos. Las plantillas de médicos son ajustadas. Pero además, el absentismo perjudica a otros pacientes que no encuentran huecos y deben esperar más tiempo para ir al médico.

Detrás de estos plantones al facultativo puede haber despistes por parte del usuario, sobre todo, cuando, por ejemplo, para ir al especialista se dan citas con una tardanza media de 42 días. Pero en otras ocasiones lo que ocurre cuando las esperas para una consulta son demasiado largas es que la dolencia del paciente se agrava y termina en Urgencias o, por el contrario, mejora y al encontrarse mejor simplemente decide no presentarse a la cita.

Recordatorios

Para reducir el absentismo, el Sergas activó hace ya dos años un servicio que envía mensajes al móvil de los pacientes para recordarles el día y la hora de la consulta.

La tasa de inasistencias al médico varía bastante según se trate de Atención Primaria o Especializada. Son menos los pacientes que no acuden a sus citas con el médico de cabecera: durante el año 2020 fueron solo el 1,40 por ciento, unos 28.300 al mes o, lo que es lo mismo, 900 diarios. Antes de la pandemia, sin embargo, el absentismo era del 3,44 por ciento.

Sin embargo, en Atención Especializada, donde las consultas se demoran más tiempo, el número de pacientes que dan plantón al facultativo es bastante más elevado: el 8,85 por ciento no acude. Esto se traduce en 35.194 usuarios al mes que no se presentan en la cita con el médico en el hospital, unos 1.100 diarios. La situación también mejoró notablemente respecto a antes del COVID cuando los plantones se elevaban al 10,99 por ciento.

La Consellería de Sanidade recuerda a los pacientes que si no pueden acudir a una consulta pueden llamar por teléfono o cancelar la cita en la página web del Sergas.

Compartir el artículo

stats