El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, anunció ayer que el próximo año se realizarán las pruebas para cubrir 680 plazas ya convocadas y “podrían” convocarse otras 1.800 que faltan de la oferta de empleo de 2020 y 2021, lo que supondría casi 2.500 puestos.

Asimismo, en el gasto de personal se incorporan como estructurales 115 millones destinados en 2021 al COVID, “lo que posibilita”, explican desde el Sergas, “una dotación de 1.388 nuevas plazas”, que se corresponderían con la OPE de 2022 y que posibilitaría la consolidación de 982 plazas de trabajo temporal.

Los presupuestos de Sanidade para 2022 ascienden a 4.589 millones y Atención primaria recibirá 34,3 millones, la segunda cifra más elevada en 15 años, aseguran desde la Xunta en un comunicado.