Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Galicia

El robot educativo gallego traspasa fronteras

Cumple tres años y se quita la mascarilla: el robot educativo ingeniado por profesores de Vigo volverá a las aulas este curso

Los profesores María Loureiro y Bernardo Álvarez con mClon, cuando comenzó a andar el proyecto.

El proyecto educativo sin afán de lucro que arrancaron hace tres años dos profesores de Tecnología y makers de Vigo, mClon, recupera su pulso después del ‘confinamiento’. También el automáta se resintió de la incidencia de la pandemia en la educación, pero tras ‘volar’ sus planos a países como Argentina, Alemania, Brasil y Portugal, este año volverá a despegar en España. Ya tiene ‘cita’ durante este curso en centros de formación del profesorado de Galicia y Aragón, y en institutos de varias comunidades autónomas, que ya planean construir este robot ‘gallego’. ¿Cómo es? Su aspecto es el de un coche de grandes faros con los cables por fuera y ganó uno de los premios ‘Desafíos STEM’ de la Xunta. Pero lo importante, como en la vida misma, va por dentro.

“O curso pasado paralizouse o proxecto, pola distancia de separación obrigada e non poder compartir material… Tamén había centros que xa mercaran material para construilo pero quedou parado”, razona tímidamente la profesora del IES Primeiro de Marzo de Baiona, María Loureiro. Es una de las ideólogas del mClon, junto con Bernardo Álvarez, también profesor de Tecnología en Vigo y Miguel Gesteiro, maker de A Industriosa y esperan que durante el segundo cuatrimestre de este año, el ingenio nacido con espíritu de compartir el conocimiento, vuelva a las aulas.

Este robot gallego –cuyo coste, muy inferior al de otros productos a la venta– convierte a los alumnos en ingenieros. Nacido con el objetivo de poner a disposición de los alumnos un recurso educativo económico y mucho más completo que los robots comerciales, cientos de profesores de educación secundaria replicaron copias del autómata mClon para que sus alumnos lo montasen y programasen en sus talleres de Tecnología. Se lanzó en abierto en 2018 y lo replicaron profesores de Galicia, Valencia, Zaragoza, Barcelona, Andalucía.

La idea es que los alumnos aprenden más porque trabajan duro para construir su mClon desde cero, lo que incluye el diseño e impresión de piezas y la conexión electrónica. Pero no solo eso: el proyecto sigue abierto para ampliar la máquina según las necesidades.

Los alumnos pueden mejorar los diseños 3D, ampliar el robot con nuevos sensores y actuadores, añadirle funcionalidades y cualquier innovación que ingenien los estudiantes puede incorporarse al proyecto.

Compartir el artículo

stats