El PPdeG tumbó ayer gracias a su mayoría absoluta la creación de una comisión de investigación en el Parlamento para analizar “las causas, consecuencias y responsabilidades” del “abrupto” vaciado de cuatro embalses –tres en Ourense y uno en Lugo–, por el que la Xunta ha abierto expediente a Naturgy, Iberdrola y la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil. BNG y PSdeG vincularon la decisión con la protección del PP al “lobby eléctrico” y estos pidieron una comisión “en el Congreso”.