Un subteniente del Ejército de Tierra que escondió duarnte años centenares de armas en sus domicilios se enfrenta a ocho de años de cárcel por un delito de tenencia de arsenal de guerra.

El juicio contra este militar para el que Fiscalía solicita ocho años de cárcel fue suspendido el pasado mes de abril por la enfermedad de uno de los letrados. Cuatro meses más tarde, está previsto que se celebre el próximo 29 de septiembre en la sección segunda de la Audiencia Provincial de A Coruña.

Según el escrito de acusación del Ministerio Público, que además de ocho años de prisión solicita diez años de inhabilitación para poseer licencia de armas, este subteniente del Ejército de Tierra acumuló durante años un arsenal de armas de guerra que escondía en su casa de Vilalba (Lugo) y en su habitación de la residencia militar de A Coruña.

El arsenal fue descubierto en el marco de un registro relativo a una investigación con la que el procesado estaba vinculado. Así, los días 3 y 4 de junio, se produjo la entrada de los dos domicilios del acusado: una casa en Vilalba y su habitación en la residencia militar de A Coruña de la calle Maestranza.

Las armas estaban escondidas en dobles fondos de armario y en huecos diseñados para ocultar los rifles, pistolas y munición que, durante años, este subteniente fue acumulando, según sostiene Fiscalía en su escrito de acusación.