Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los ayuntamientos cifran en un 60% la subida del recibo del agua por una ley de la Xunta

Reunión de Ethel Vázquez con la Fegamp. | // XOÁN ÁLVAREZ

A la oposición de BNG y PSOE a la futura ley de mejora del ciclo del agua, la Xunta sumó ayer también el rechazo de la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp), cuyos representantes se reunieron con la conselleira de Medio Ambiente, Ethel Vázquez. Las cuatro diputaciones entienden que la nueva norma invade sus competencias y los alcaldes, entre otros aspectos, denuncian que su aplicación supondrá para una familia de tres miembros un incremento del 60 por ciento en el recibo del agua.

Los concellos le pidieron a la conselleira que busque el consenso con ayuntamientos y diputaciones para elaborar la ley, en fase de anteproyecto, y rehúya de las prisas. De momento, la Xunta ha ampliado de nuevo en dos semanas el plazo de presentación de alegaciones a un proyecto legislativo que despierta muchas dudas en las administraciones locales, que demandan el Ejecutivo gallego que determine con “claridad” cuestiones como posibles aumentos en las tarifas a pagar por los ciudadanos y la “invasión” de competencias a las diputaciones provinciales.

Preocupación

“Se está discutiendo cuál es la cuantía de esas subidas, si va a ser más o menos, pero la habrá”, sentenció el presidente de la Fegamp, Alberto Varela, quien avanzó que los técnicos de la organización municipalista calcularon que el incremento de la factura será del 60% para una familia de tres miembros con un consumo de 39 metros cúbicos. “Es importante clarificiar cuánto va a ser la repercusión para el bolsillo de los vecinos”, añadió, ya que esta es una de las principales “preocupaciones” de los alcaldes, pues serán los que van a tener que “explicar” a los vecinos los cambios en los recibo

“Todas las administraciones estamos de acuerdo en que es muy importante la gestión del agua. Por eso entendemos que es una ley que debe tener el mayor consenso de todas las administraciones implicadas”, declaró el también alcalde de Vilagarcía.

Invasión de competencias

Entre las alegaciones presentadas hasta el momento al anteproyecto de ley por distintas administraciones locales, están las de las cuatro diputaciones, que consideran que invade ámbitos de su competencia y en la “responsabilidad” que tienen de financiar a los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes.

Cuestionada al respecto, Ethel Vázquez negó que se incluya la creación de nuevas tasas, aunque admitió que sí afecta a un apartado (el coeficiente de vertido) que “a día de hoy” tenía una exención. En todo caso, indicó que gravar este tramo de depuración está recogido en el Pacto Local del Agua, va en la línea de lo establecido por las directivas europeas y, aseguró, “ya” se aplica en el Ayuntamiento de Vigo.

Antes de la reunión, la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, cargó contra Ethel Vázquez, a la que acusó de “amenazar” y “chantajear” a los gobiernos locales y provinciales que se oponen a la ley.

Compartir el artículo

stats