Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El fin de tablaos y karaokes abre una vía para la reconversión de decenas de locales nocturnos

Jóvenes en el interior de un local de copas. |   // MIGUEL MUÑIZ

Jóvenes en el interior de un local de copas. | // MIGUEL MUÑIZ

En menos de dos meses, los alrededor de cien tablaos flamencos y karaokes dispondrán de una vía legal para reconvertirse en cafeterías convencionales, ampliando así su horario diurno con pocos trámites y esquivar así la crisis del ocio nocturno, uno de los sectores económicos más castigados por la pandemia de COVID-19. El próximo 15 de noviembre, esas figuras dejarán de existir legalmente en Galicia, por lo que los concellos deberán reformularlas, dando a sus dueños la opción de cambiar de actividad.

Empresarios de ocio quieren aprovechar la desaparición de esas licencias en dos meses para convertir sus negocios en cafeterías

Antes de la crisis financiera de finales de la primera década del nuevo milenio, el ocio nocturno utilizó las licencias de tablaos flamencos y karaokes como una triquiñuela legal para extender su horario de apertura hasta las 5.30 horas de forma fraudulenta. Incluso el exalcalde de Santa Comba llegó a ser condenado en 2012 por la concesión de 42 permisos de este tipo a sabiendas de que se trataba de una artimaña para funcionar más tiempo.

El sector calcula que queda un centenar de estos locales, sobre todo en urbes

En Galicia, el sector calcula que llegaron a existir medio millar de estos negocios, cifra que rebajan a un centenar en la actualidad. En Santa Comba, por ejemplo, ya no quedan.

Esta problemática, citada en varios informes del Valedor do Pobo, agravó el problema del ruido vinculado al ocio nocturno, que el virus SARS-CoV-2 parece haber alejado de nuestras vidas. Para atajar esa conflictividad, la Xunta aprobó un nuevo Catálogo de Espectáculos públicos, actividades recreativas y establecimientos abiertos al público, documento que en 2019 concedía dos años para adaptar todas las licencias municipales a las nuevas categorías. De ese listado desaparecían tablaos y karaokes.

El plazo vence el 15 de noviembre y este cambio abre una vía legal para cambiar el permiso de explotación y, por tanto, las condiciones de negocios hasta ahora centrados en el ocio nocturno. Los tablaos, por ejemplo, no podían abrir hasta las doce del mediodía, pero las cafeterías tienen como hora a partir de la cual pueden trabajar las seis de la mañana. Se abre un nuevo horizonte para empresarios de la noche castigados por la crisis.

“Es obligatorio adaptarse y el cambio para pasar a ser una cafetería es sencillo, mientras que para un pub es más complicado. Además, como sigamos así, el 70% del sector del ocio nocturno va a cerrar para siempre”, apunta Samuel Pousada, presidente de la Federación de empresarios de salas de fiesta, baile y discotecas de Galicia (Fesdiga), que reconoce que algunos empresarios ya están analizando la situación para cambiar de licencia. Hay movimientos y casos, al menos, en concellos como Vigo y Santiago”, añade el empresario.

  • Plan de Hostelería en Galicia: la Xunta desvela nuevos detalles

El resto de locales mantienen sus horarios, a expensas de la normativa contra el COVID. Los bares y restaurantes deben bajar la persiana a las 2.30 horas; las cafeterías, a las 3.00; los salones de banquetes, a las 3.30; los pubs, a las 4.00; los cafés-espectáculo –que sustituyen a los cafés-teatro–, a las 5.00; y las discotecas y salas de fiestas, a las 5.30.

Superar el horario de cierre permitido acarrea sanciones que oscilan entre los 300 y los 30.001 euros, según establece la ley de Espectáculos Públicos.

HORARIOS DE CIERRE DE HOSTELERÍA Y OCIO NOCTURNO

  • Los bares y restaurantes : 2.30 horas
  • Cafeterías: 3.00
  • Salones de banquetes: 3.30
  • Pubs: 4.00
  • Cafés-espectáculo –que sustituyen a los cafés-teatro-: 5.00
  • Discotecas y salas de fiestas: 5.30

Compartir el artículo

stats