Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Galicia

Feijóo apela a la galleguidad de Díaz para salvar el empleo industrial

La ministra Yolanda Díaz y el presidente Alberto Núñez Feijóo, ayer, en Santiago. Xoán Álvarez

“Sé bien a quién represento y en todas las competencias y funciones siempre está Galicia”. Así proclamaba ayer en Santiago la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, su galleguidad, para enfatizar, con motivo de un encuentro con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, su vocación de ejercer de “aliada” en defensa del tejido productivo gallego y de las personas trabajadoras de la comunidad.

El mandatario gallego apeló a esa pregonada vinculación con Galicia de la también ministra de Trabajo y Economía Social para advertirle de que 16.500 puestos del sector industrial gallego se encuentran en peligro y para abogar por los “sólidos” y “contrastados” proyectos que optan a los fondos Next Generation, un tema que ya había salido a colación un día antes con otra gallega, la vicepresidenta primera del Ejecutivo central Nadia Calviño.

Yolanda Díaz –que también participó en un foro sobre emprendimiento femenino en la capital gallega en la sede de la CEG– recogió el guante de la implicación tendido por Núñez Feijóo. Nada más arrancar su intervención, aseguró: “Soy de aquí y nunca me he ido”, para dirigirse al mandatario gallego: “Apreciado presidente, tenéis en mí, aunque no son mis competencias, a una aliada para defender a la industria (gallega) en el Consejo de Ministros”. “Sin industria”, reconoció, “no vamos a tener futuro ni trabajos de calidad”.

Feijóo le explicó que la Xunta busca que el Gobierno se adhiera al Pacto de Estado por Ferrol e indicó que le había entregado a la ministra un ejemplar del documento, que ya había enviado antes a La Moncloa, con la intención de buscar un “interlocutor”. El mandatario valoró el “compromiso” de Díaz de “evaluar” la propuesta “y conseguir al menos empezar a hablar de esto”, informan desde la Xunta en un comunicado que recoge asimismo cómo Feijóo informó a Díaz de “la situación de peligro en la que se hallan 16.500 empleos del sector industrial gallego”, en empresas como Ence, Alcoa o el naval. Respecto a los ERTE, que Feijóo había pedido para los sectores más dañados por la pandemia, ratificó su prórroga.

Trabajadores de Ence reprochan a la ministra decir que no le compete un posible cierre


Trabajadores de Ence califican de “insultante”, “indignante” y “vergonzoso” que Yolanda Díaz esgrima que el posible cierre de la fábrica “no es su competencia” cuando es responsable de la cartera de Trabajo. “Es insultante que la titular del Ministerio de Trabajo diga que no es su competencia cuando se va a echar a la calle a 5.000 personas”, señaló la presidenta del comité de empresa de oficinas en Ence, Ana Cedeira, quien mantuvo una breve conversación con la vicepresidenta a su llegada a Santiago. Allí, en el casco histórico, se concentraron empleadas de la planta de la pastera en Lourizán para demandar a Díaz que “escuche” a los trabajadores. Díaz se acercó y mantuvo un encuentro con la presidenta del comité. La ferrolana se comprometió a trasladar sus demandas a la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, puesto que, según Cedeira, manifestó que el cierre de la fábrica “no es su competencia”, según informa Europa Press.

Next Generation

Con el empleo como argumento defendió también el presidente de la Xunta ante la ministra los proyectos gallegos –la automoción entre ellos– que aspiran a los Next Generation. “Hablamos de proyectos sólidos, ordenados, contrastados y objetivos que Galicia ha presentado”, construidos “desde los sectores” implicados, explicó. “Pedimos competir en función de la calidad de los proyectos presentados y no en función del color político del gobierno autonómico”, remarcó. Y añadió: “Si al final la ministra lo que quiere son puestos de trabajo y nosotros queremos proyectos para construir y ampliar los puestos de trabajo”.

Asimismo, salieron a relucir en sus conversaciones los fondos de empleo asociados al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, para los que Feijóo reclamó más autonomía de gestión. De entrada, habría acuerdo para negociar esa cuestión. Incluso del precio de la luz, y sobre todo su impacto en la industria, que abordaron ambos cargos al final de su reunión, subrayó un matiz laboral. Porque, como adujo Feijóo, “sin un precio competitivo, no hay industria y, sin industria, no hay trabajo”.

Desde la rivalidad al entendimiento

La ministra de Trabajo y el presidente de la Xunta hablaron ayer de alianzas y de un interés común, Galicia, además de derrochar buenos modales y sonrisas. En el pasado quedan los tiempos en que como adversarios protagonizaron agrios debates en el Parlamento gallego. Esa buena sintonía también quedó reflejada en el foro organizado por la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) “Talento empresarial en femenino”, en el que la ministra defendió que “la igualdad es la única forma de consolidar una recuperación real e inclusiva y de conseguir una economía de calidad” y donde Feijóo abogó por la “imprescindible” colaboración público-privada para “la incorporación plena de la mujer al mercado laboral”.

Compartir el artículo

stats