Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Sergas reactiva la opción de pedir cita presencial en los centros de salud

Colas embulatorio

El Servizo Galego de Saúde reactiva mañana la opción de que los pacientes puedan concertar directamente cita presencial con su médico de Atención Primaria a través del teléfono o internet, una vía que se suprimió con la pandemia y que hasta entonces era la fórmula habitual para pedir una consulta en Atención Primaria. La única manera hasta ahora de ser atendido en persona es solicitando asistencia en los mostradores de los ambulatorios –en las agendas de los médicos siempre había algún hueco para estas urgencias– o bien que los propios facultativos llamaran a los pacientes a sus consultas.

La vuelta a la normalidad, que no será completa ni mucho menos, la ha anunciado presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en la sesión de control del Parlamento a preguntas de los portavoces de la oposición sobre los recortes en sanidad y el colapso de la Atención Primaria. Feijóo había hablado de recuperar la asistencia presencial “según vaya remitiendo el COVID”, que sería “de forma inmediata, en los próximos días, no meses” y que Galicia sería, “probablemente”, una de las primeras comunidades en recuperar este servicio.

Pero pocos minutos después, fue el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, el que precisó –también en comparecencia parlamentaria– que la posibilidad de volver pedir cita presencial en Atención Primaria se reactivaba mañana, tanto por vía telefónica como a través de la página web del Sergas.

Objetivo: el 60%

El conselleiro apenas dio detalles de cómo será la recuperación del servicio, si será igual en todas las áreas sanitarias y centros de salud o si habrá un volumen limitado de atención presencial. Advirtió, no obstante, que no será una vuelta a la normalidad “al cien por cien”. De hecho, ahora se está sobre el 40% y el objetivo es llegar al 60% a final de año, buscando un equilibrio entre la asistencia en persona y la telemática. Añadió que el sistema mixto –presencial y telefónica– funciona desde 2013 y, aunque pase la pandemia de COVID, las citas presenciales “no van a volver a ser del 100% nunca más”.

De todas formas, el mensaje lanzado por Feijóo y Comesaña corrige totalmente la reciente intervención en comisión parlamentaria de la directora xeral de Planificación e Reforma Sanitaria, Estrella López-Pardo. El jueves de la pasada semana, la alto cargo del Sergas había asegurado que todavía no estaba previsto abrir la posibilidad de solicitar cita presencial directamente por parte del paciente y que sería el médico el que decidiese, tras una conversación telefónica previa, si lo atendía o no en persona.

Recortes, el origen del colapso

Tanto Ana Pontón (BNG) como Gonzalo Caballero (PSdeG) censuraron los “recortes” de la Xunta como una de las principales causas del “colapso” de la Atención Primaria, pero fue la dirigente nacionalista la que centró su pregunta en la recuperación de la atención sanitaria presencial. “Su campaña de recortes es la mejor campaña de publicidad que podría soñar la sanidad privada”, le espetó Pontón en su primera intervención tras acusar a Núñez Feijóo de llevar a cabo una estrategia de “acoso y derribo” contra la sanidad pública durante sus doce años al frente de la Administración autonómica.

Para la líder del BNG, el Gobierno gallego ha logrado “dar carta de normalidad a lo que parecía imposible”, en referencia a la “no presencialidad” en los servicios de atención primaria, donde los ciudadanos se enfrentan a “una carrera de obstáculos” para lograr una cita presencial “para la que tienen que esperar hasta 31 días”.

Práctica común

En su respuesta, Feijóo afeó a Pontón que “venga con la misma matraca constantemente” sobre la sanidad y se preguntó si los presidentes autonómicos “socialistas y nacionalistas” que gobiernan en comunidades como Cataluña, Valencia, Extremadura o Euskadi “también quieren recortar en Atención Primaria”.

En su turno de cierre, Feijóo acusó a Pontón de “intoxicar” sobre el “mejor sistema de atención primaria de Europa”, en alusión al del Sergas; al tiempo que instó al BNG a reclamar a sus “socios” en el Gobierno que “dejen convocar un MIR extraordinario”.

Renovación en el PP tras la renuncia al escaño de siete conselleiros


Un año después de constituirse la actual Cámara autonómica, el presidente de la Xunta y del PP, Alberto Núñez Feijóo, aborda la renovación de su grupo parlamentario con el relevo de siete diputados, los siete que son conselleiros: Fabiola García (Política Social), Valeriano Martínez (Facenda), Rosa Quintana (Mar), José González (Medio Rural), Román Rodríguez (Educación e Cultura), Ethel Vázquez (Infraestrutruas e Vivenda) y Ángeles Vázquez (Medio Ambiente).

Feijóo ha avanzado hoy que dejan sus escaños para “centrarse” en sus tareas de Gobierno. Solo compatibilizarán su cargos en la Xunta y el Parlamento los dos vicepresidentes, Alfonso Rueda y Francisco Conde.

La decisión no afecta a los titulares de Sanidade, Julio García Comesaña, y de Emprego e Igualdade, María Jesús Lorenzana; únicos miembros del Ejecutivo que no son diputados en esta legislatura. Este movimiento no es nuevo. Feijóo suele ordenar a sus conselleiros que además son diputados que dejen su escaño para dedicarse a tiempo completo a las tareas de Gobierno.

La salida de los siete conselleiros supondrá el corrimiento de las listas del PPdeG, que ya se movió al inicio del legislatura con los primeros nombramientos de la segunda escala de la Administración autonómica. Las nuevas incorporaciones serán Moisés Rodríguez y Belén Cachafeiro por la provincia de Pontevedra; Carlos Gómez Salgado por la circunscripción de Ourense, y Adrián Pardo, Begoña Freire, Rosalía, López Sánchez y Jesús Miguel Prado Patiño por la lista de A Coruña.

Compartir el artículo

stats