Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Xunta califica de “barbaridad” la supresión de los exámenes de recuperación de Secundaria

Educación rechaza de plano la propuesta ministerial por los grandes efectos negativos y perversos sobre la calidad de la enseñanza

Román Rodríguez, en el centro, en la visita al instituto de Noia. |   // FDV

Román Rodríguez, en el centro, en la visita al instituto de Noia. | // FDV

La Xunta expresó ayer su rechazo total a la propuesta del Ministerio de Educación de eliminar ya este curso y con carácter de permanencia los exámenes de recuperación de la ESO. Aunque de momento se trata de un real decreto pendiente de aprobación, y por tanto sujeto a cambios, el Gobierno autonómico se ha apresurado a descalificarlo por los grandes “efectos negativos y perversos” que tendrá sobre el sistema educativo. “Es una barbaridad y un sinsentido”, censuró el conselleiro de Educación, Román Rodríguez, durante una visita al instituto Campo de San Alberto de Noia (A Coruña).

El Ejecutivo autonómico ya se había manifestado en contra de suavizar la promoción de etapa educativa el pasado curso por causa de la crisis sanitaria, pero ahora redobla su rechazo a una propuesta que quiere implantar en Secundaria el aprobado general con vocación de permanencia.

Esta medida, sostiene el conselleiro, “desincentiva la actividad docente y el esfuerzo de los estudiantes, con lo que baja el nivel de preparación do alumnado y se genera desigualdad”. “Se engaña así a los niños, sin una formación básica que va a ir en su contra”, añadió.

En este sentido, Román Rodríguez hizo especial hincapié en los negativos efectos académicos de la propuesta que “pone en riesgo el futuro de los jóvenes, porque no es lo mismo estudiar que no estudiar o aprobar que no aprobar”.

Desde el punto de vista técnico, el conselleiro advirtió del “caos organizativo” en los centros porque este curso “los alumnos están estudiando con los currículums de la ley anterior y ahora quieren que sean evaluados con los criterios de la norma nueva”.

Román Rodríguez afirmó además que el Ejecutivo autonómico empleará “todas las herramientas jurídicas” para defender “uno de los mejores sistemas educativos de Europa”. Es por este motivo que el conselleiro de Educación avanzó que dirigirá una carta a la ministra de Educación, Pilar Alegría, para pedirle que “en la medida de lo posible, no caiga en los errores de su antecesora”.

En ella, el responsable del departamento de la Xunta explicará que esta medida puede trasladar “un mensaje muy peligroso” a la sociedad y a las futuras generaciones, “que puede llevar a un país de aprobado general donde todo de igual”. “Si se traslada esto a los niños y adolescentes, en la etapa en la que maduran, las consecuencias pueden ser perjudiciales para todos”, aseguró.

Frente a esto, declaró el conselleiro que el Gobierno gallego “apuesta” por el diseño de proyectos y programas educativos “orientados precisamente a recuperar e incentivar a aquellos alumnos que tienen más dificultades, para que nadie se quede atrás”.

A este respecto, se refirió al Plan Recupera, dotado con 1.250 profesores nuevos de refuerzo –250 más que el año pasado–, y a que Galicia cuenta con una plantilla de más de 4.000 profesionales “cuya función es ayudar a quien lo precise y evitar que salgan del sistema sin titulación”. Esto, dijo, está teniendo resultados objetivos en la comunidad como la reducción a la mitad de la tasa de abandono en los últimos 10 años.

Compartir el artículo

stats