Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidade extenderá el control de menús a los colegios concertados para frenar la obesidad

Un grupo de niños en un comedor escolar. Marta G. Brea

Más de la mitad de los gallegos presentan sobrepeso u obesidad y casi el 62% reconoce no practicar ninguna actividad física en su tiempo de ocio, cifras que evidencian el problema de salud pública al que se enfrenta la sociedad. Para combatir “una de las mayores crisis de salud a que se enfrentan” los países desarrollados, la Xunta lanzará a finales de año una estrategia de choque contra los malos hábitos y para favorecer prácticas de vida saludables. Entre las medidas a aplicar se encuentra la extensión del control actual sobre la calidad de los menús escolares de los colegios públicos a los concertados.

La consellería lanzará una estrategia para reducir el sobrepeso | Estudiará retomar el plan para prohibir la venta de bollería en máquinas de los centros educativos

El plan “Obesidad Zero” en Galicia pretende atajar lo que la subdirectora de Saúde Pública, Silvia Suárez, considera una “epidemia de obesidad”. En la actualidad, unos 849.000 gallegos adultos padecen sobrepeso (39,2% de la población) y otros 357.200 (16,5%) presenta obesidad, según los datos de la Encuesta Nacional de Salud correspondiente a 2020.

“Un índice de masa corporal elevado es un importante factor de riesgo de enfermedades no transmisibles, como las cardiovasculares o la diabetes; los trastornos del aparato locomotor, en especial la osteoartritis, y algunos cánceres (mama, ovario, próstata, riñones...) El riesgo de contraer estas enfermedades no transmisibles crece con el aumento del índice de masa corporal”, alertan desde la Consellería de Sanidade, que justifica la necesidad de favorecer un menor sobrepeso por el triple beneficio que genera: sanitario, social y económico. El SARS-CoV-2 incrementa su importancia.

  • La obesidad mórbida multiplica por 14 el riesgo de Covid-19 grave en adultos jóvenes
    El nuevo PXOM conectará el Cunqueiro y la zona de Castrelos con un gran paseo lineal

“La urgencia de abordar la obesidad ha pasado a un primer plano por la evidencia del vínculo con un mayor riesgo de COVID-19, ya que el riesgo de sus complicaciones aumenta a medida que lo hace el índice de masa corporal”, apunta el departamento de Julio García Comesaña.

Ante este panorama, el plan “Obesidad Zero” elevará el control sobre los menús escolares. “En la actualidad evaluamos la calidad nutricional de los comedores e la Xunta, pero avanzaremos y lo extenderemos a la concertada. Enviaremos una guía a todos para fomentar la calidad nutricional de los platos y que sean atractivos”, explica Suárez, que destaca la creación de una red de escuelas promotoras de salud centrada en fomentar hábitos saludables, como práctica de deporte o comida sana.

En ese punto, la consellería estudia retomar la idea de prohibir la venta de bollería industrial y ultraprocesados en los colegios, que desechó hace unos años.

  • Las claves
    1. Sobrepeso generalizado

    Más de la mitad de gallegos adultos tienen problemas de peso: el 39,2% padece sobrepeso y el 16,5%, obesidad, según datos del INE.

    2. Tiempo de ocio sedentario

    Casi el 62% de gallegos reconoce no practicar actividad física en su tiempo de ocio. El porcentaje es del 58% en hombres y 64% en mujeres.

    3. Un peligro para la salud

    Un mayor índice de masa corporal se asocia a mayor riesgo de padecer diabetes, enfermedades cardiovasculares y algunos cánceres.

Además, buscará establecer conversaciones con el sector empresarial para reducir la cantidad de ingredientes “insanos” en sus productos y para regular la oferta en las máquinas expendedoras. “Incluso valoramos la opción de legislarlo”, apunta la subdirectora xeral de Saúde Pública.

De momento, la estrategia pasa por fomentar el convencimiento poblacional de la necesidad de una vida más saludable. “Queremos que elegir un producto saludable sea más fácil que uno no saludable”, resume Suárez, que adelanta la intención de negociar con los concellos para que fomenten zonas para practicar deporte, rutas escolares seguras o pisas deportivas.

El plan será presentado antes de que finalice el año.

Compartir el artículo

stats