Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Inversores extranjeros se lanzan a comprar pazos en Galicia para complejos turísticos

Arriba, un pazo en Pontevedra por 3 millones de euros y una casa solariega cerca de Vigo por 445.000; abajo, un pazo en A Coruña en venta por 950.000 euros y una casa en Lugo por 836.000.

Arriba, un pazo en Pontevedra por 3 millones de euros y una casa solariega cerca de Vigo por 445.000; abajo, un pazo en A Coruña en venta por 950.000 euros y una casa en Lugo por 836.000. aldeasabandonadas.com

Grupos de EEUU, Francia, China e Italia crean cooperativas para montar un negocio y asentarse en la comunidad

La pandemia ha convertido a Galicia en el escaparate inmobiliario de mayor atractivo para los inversores extranjeros. Pazos, castillos, casas solariegas, bodegas, viñedos y fincas… La cartera de estas propiedades en venta se ha disparado tras el estallido del COVID, sobre todo de edificaciones solariegas y palacios debido a los gastos que acarrean, desde impuestos, facturas de mantenimiento, restauración o reformas. Tras años asumiendo grandes desembolsos para mantener en buen estado estos inmuebles, cada vez más herederos de las familias nobles gallegas han decidido colgar el cartel de “Se vende”. Inversores extranjeros se han lanzado en los últimos meses a la compra de las propiedades solariegas más costosas, con precios de entre 600.000 euros y que superan los 5 millones de euros. Buscan pazos y castillos para convertir en complejos turísticos, pero también para asentarse junto con su familia en Galicia. Se trata, mayoritariamente, de grupos internacionales de EEUU, Francia, China e Italia, según detallan desde la consultora Aldeas Abandonadas Real Estate, líder en el mercado gallego y español en la gestión y venta de este tipo de propiedades. Solo en Galicia tienen 200 pazos en busca de nuevo inquilino, el 40% de los que tienen a la venta en todo el país. La horquilla de precios va de los apenas 100.000 euros de algunas casas solariegas hasta los más de 5 millones de algunos palacios.

Pero con la crisis provocada por la pandemia, hay mucho “regateo” en el precio, con rebajas de entre un 20 y un 25% en las propiedades más costosas. “Los precios hace tres años eran prácticamente fijos, pero en la actualidad hay mucha oferta y los propietarios quieren vender, no a cualquier precio, pero están dispuestos a rebajas importantes”, apunta Elvira Fafian, gerente del portal Aldeas Abandonadas.

Desde el extranjero, la demanda procede tanto de empresarios como de particulares que buscan este tipo de inmuebles para convertir en establecimientos turísticos. “Pero no solo buscan invertir en un negocio –apunta Fafian–, sino que quieren venir con su familia a Galicia para quedarse porque les atrae su paisaje, su patrimonio, su singularidad”.

12

Así es el pazo gallego que te puedes comprar por 5,5 millones de euros Faro de Vigo

El capital extranjero también pone sus ojos en las aldeas abandonadas, las bodegas y las fincas agropecuarias. “Se constituyen grupos de diferentes profesiones que forman una cooperativa para captar socios y recuperar una aldea abandonada”, relata la gerente del portal inmobiliario.

Junto con el inversor extranjero que busca negocios y residencia con la adquisición de pazos o casas señoriales, también hay empresas nacionales y familias de otras comunidades cada vez más interesados en este tipo de propiedades. En el caso de los empresarios se fijan en estas construcciones con historia con ánimo de convertirlas en lugares con encanto para la organización de eventos profesionales, como congresos o foros.

El porcentaje de compradores nacionales es un 50% superior a la demanda extranjera . Ahora bien, apunta Elvira Fafian, el tipo de inmueble que atrae a unos y otros y las visitas y el plazo de cierre de las operaciones es diferente. En el caso de los inversores nacionales, los inmuebles objeto de compra se sitúan entre los 300.000 y los 600.000 euros y suelen realizar tres visitas antes de dar el sí definitivo a la compra. Los compradores extranjeros se fijan en pazos y casas señoriales que sobrepasan los 600.000 euros y que llegan a los seis ceros. Y una vez recibida vía mail la información detallada con las características de la propiedad y el entorno, una visita para ver por primera vez el inmueble basta para cerrar la operación. “El comprador extranjero lo tiene claro, cuando pregunta por una propiedad es para hacerse con ella”, comenta la gerente de Aldeas Abandonadas.

En la lista de propiedades nobles en venta en Galicia hay casas solariegas de apenas 100.000 euros, hasta castillos de tres millones o palacios de más de 5 millones. En la lista de bodegas y viñedos figuran 33 en venta en Galicia, desde solo 18.000 euros hasta casi 2 millones. 

Aldea abandonada vendida en Lugo. aldeasabandonadas.com

Emigrantes retornados adquieren varias aldeas para traer a la familia

Quieren volver a la tierra que hace décadas dejaron atrás en busca de un futuro para ellos y sus hijos. Huyeron de la hambruna y hoy retornan a Galicia para pasar el resto de sus días y que sus descendientes se asienten también aquí. En la actualidad ha surgido un nuevo perfil del comprador de aldeas abandonadas en la comunidad, según apuntan desde el portal inmobiliario. Se trata de gallegos emigrados, la práctica totalidad en países de Sudamérica como Argentina o Venezuela, y en Estados Unidos. Pero ya no solo buscan una propiedad sino que se hacen con varias. “Ahora un solo comprador se está haciendo con tres o cuatro aldeas abandonadas para que sus hijos y sus nietos también vengan a Galicia y fijen aquí su lugar de residencia”, destaca la gerente de Aldeas Abandonadas, Elvira Fafian.

“Es una manera de volver al pasado, a aquellos tiempos en la Galicia donde en una misma aldea vivía toda la familia o incluso varias unidades familiares en una misma casa”, destaca Fafian, quien destaca que la comunidad se ha convertido en los últimos años en un mercado atractivo que en muchas ocasiones “es más valorado por los de fuera que por quienes disfrutan a diario de su encanto”.

Compartir el artículo

stats