Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comesaña: “Es preocupante la situación en Atención Primaria”

Personas esperando en el centro de salud de Coia, en Vigo. |   // MARTA G. BREA

Personas esperando en el centro de salud de Coia, en Vigo. | // MARTA G. BREA

Los ciudadanos gallegos sufren la “preocupante” situación que atraviesan los ambulatorios de la comunidad, que la administración atribuye a la “falta clara de médicos y enfermeras”. El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, admitió ayer los problemas en Atención Primaria denunciados por una oposición que puso el grito en el cielo y acusó a la Xunta de no aplicar medidas para un problema que considera “estructural” y no coyuntural.

“Queda mucho por hacer”, asumió Comesaña en una intervención en el Parlamento, en la que, además de detallar las medidas de lucha contra la pandemia de COVID-19, destacó que “no hay médicos ni enfermeras en las listas de contratación”, por lo que el Sergas debe “gestionar con los recursos que tiene”, en alusión a las ausencias de facultativos sanitarios debido a las vacaciones estivales, que se suma a las bajas y el cansancio causados por año y medio de lucha contra el virus. “¿Con qué los sustituimos?”, se quejó el conselleiro, que volvió a reclamar al Gobierno central elevar la convocatoria de plazas de formación MIR para generar mayor número de médicos. En este punto, aprovechó para tachar de “error mayúsculo” la posible transferencia de lo que es ahora mismo una competencia estatal a la Generalitat de Cataluña.

Para “aliviar” un poco a los facultativos, la Consellería de Sanidade propondrá hoy en la reunión del Consello Técnico de Atención Primaria incrementar las competencias del personal de enfermería en este campo, así como de los farmacéuticos, informa Europa Press. De este modo, pretende afrontar la “sobredemanda” de este verano, en el que no se ha reducido esta carga sobre la Atención Primaria, como habitualmente.

Aun así, destacó que el 80% de ambulatorios ofrece citas en menos de cuatro días y que la presencialidad aumentó 12 puntos desde mayo. Además, aseguró que Galicia cuenta con 2.515 médicos en plantilla, 113 más que en 2008, si bien desde entonces el envejecimiento poblacional ha elevado la cifra de ciudadanos necesitados de una mayor atención.

La oposición se mostró muy crítica con la gestión de Sanidade. La líder del BNG, Ana Pontón, consideró “indecente” y que “roza la prevaricación” que “no mueva un dedo” para paliar la situación “límite” en que se encuentra la sanidad y exigió un plan de choque de 200 millones.

Críticas de la oposición

La también nacionalista Montse Prado, en el debate con Comesaña, acusó a la Xunta de tener “la atención Primaria bajo mínimos, con los cuadros de personal reducidos a la mínima expresión”. “Está en riesgo la salud física y mental de los trabajadores”, añadió.

Por su parte, el socialista Julio Torrado destacó que existe un “problema estructural” y recordó las críticas del Consello de Contas, que considera “bastante opaca” la información sobre gasto sanitario de la administración autonómica.

Frente a las quejas de Comesaña sobre la no disponibilidad de médicos y enfermeras que contratar, Torrado apuntó a la propia política de recursos humanos del Sergas. “Lleva años siendo lamentable y cicatera”, lo que “expulsa” a los sanitarios del sistema.

Añadió que durante los mandatos de Feijóo dejaron de cubrirse 150 plazas de MIR en Medicina de Familia y Comunitaria. “Debe de ser que no contaban con que se jubilaría la gente y eso que los médicos también cumplen un año cada año”, ironizó en la sesión parlamentaria.

Por su parte, la diputada popular Encarnación Amigo apoyó la postura de Sanidade y reclamó al Gobierno central un mayor número de plazas MIR para formar especialistas.

Esta cuestión forma parte desde hace tiempo de la lista de reclamaciones de la Xunta, que añade que la falta de médicos afecta a todo el sistema estatal, no solo a Galicia.

Compartir el artículo

stats