Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Contas urge a más proyectos para la UE

Fondos europeos

Reprocha la “reiterada disminución” en estos años de la participación de Galicia y sus entidades en las partidas comunitarias

Aunque estuvieron y están en juego miles de millones de euros, en los últimos años el entusiasmo de Galicia, de sus concellos y de sus empresas por acceder a fondos europeos ha decaído. Es el Consello de Contas de Galicia el que advierte de la “reiterada disminución” en los últimos ejercicios en la participación total de Galicia y de sus entidades locales en la financiación de proyectos vinculados a fondos europeos. Su recomendación a la Xunta es que mediante “estrategias colaborativas” incentive que organismos y entidades de Galicia participen en iniciativas comunitarias que comporten captar fondos europeos realizando un seguimiento de su participación. Sobre todo en el marco financiero de la UE pospandemia.

Contas, cuyo conselleiro maior, José Antonio Redondo, entregó ayer nueve informes a Miguel Santalices, presidente de la Cámara gallega, entre ellos el que fiscaliza la ejecución de fondos europeos en 2019, señala que estas estrategias, que insta a articular desde la Xunta “en los próximos ejercicios” deben considerar el futuro marco financiero y los fondos y ayudas que ese implementarán en relación a la situación de crisis económica y sanitaria europea por la pandemia. En ese contexto se encuadran los Next Generation. Galicia presentó proyectos por casi 20.000 millones.

También se insta a mejorar la ejecución de estos fondos. Contas sugiere que, en lo “posible”, “deberían concentrarse las operaciones” en sectores y unidades administrativas “especializadas” que se muestren “más eficaces y eficientes” en esa ejecución.

Además, Contas entregó en la Cámara, entre otras, su Memoria de 2020 y fiscalizaciones de la Conta Xeral de la Xunta, del Sergas o las entidades locales de 2019. Respecto a estas últimas, señala que el 95% de entidades remitieron sus cuentas del año prepandemia al Consello en tiempo y entienden rendidas sin defectos el 91,4%, lo que supone “un mejor comportamiento” en el deber de rendición de cuentas, aunque el índice medio de ejecución del presupuesto de ingresos sea de un 70%.

Asimismo, en el informe correspondiente, Contas afea a la Xunta que “persiste el uso inadecuado” del programa presupuestario para imprevistos, pese a haber gastos que “resultan previsibles”. Entre sus recomendaciones a la Xunta, apela a extender el control financiero sobre las áreas de las consellerías “más susceptibles de riesgo de gestión”, como son la contratación y la concesión de ayudas.

Tras examinar los entes instrumentales autonómicos, concluye que 30 de esas entidades no rindieron cuentas en 2019: 16 fundaciones, ocho sociedades públicas y seis consorcios. Además, avisa que, pese a reducirse el número de entes desde 2011, su gasto “no decreció” y supone el 15% del presupuesto de la Xunta, a la que reprocha que sigue sin poner en marcha el registro de entidades que fijaba la ley en 2010, informa Europa Press.

Miguel Santalices y José Antonio Redondo, ayer.

Miguel Santalices y José Antonio Redondo, ayer. XOÁN ÁLVAREZ

“Consignaciones insuficientes” y “desajuste estructural” en el Sergas

Contas también ha fiscalizado el Sergas de 2019 y su diagnóstico incluye un “desajuste estructural” entre gastos y recursos y el que “mediante modificaciones presupuestarias se financian gastos para la cobertura de necesidades con consignaciones insuficientes, pero que ya eran conocidas en el momento de la aprobación del presupuesto, destacando especialmente el gasto farmacéutico y por intereses”.

El organismo entiende que las modificaciones presupuestarias –por un importe neto de 243 millones en 2019, un 6% más sobre el presupuesto inicial– deben “reducirse a las estrictamente necesarias para no desvirtuar su carácter excepcional” y también entiende que el recurso al Fondo de Contingencia es un elemento “distorsionador” del presupuesto ya que se aplica a gastos con carácter “previsible”. Además, el informe detecta que las tres fundaciones de investigación sanitaria “continúan sin rendir cuentas”; que el Sergas sigue sin implantar un sistema integral de contabilidad o “deficiencias” en la elaboración de los presupuestos de cada área sanitaria.

En otro documento analiza las contrataciones del Sergas de 2012 a 2017 y al respecto señala, entre otras, que “se emplea de forma sistemática la prórroga por razones de interés público, cuando ha de tener un carácter excepcional”.

Compartir el artículo

stats