Por primera vez las entidades locales participaron en una Conferencia de Presidentes. En su representación acudió el responsable de la Federación Española de Municipios e Provincias (FEMP), Abel Caballero, que comprometió la “lealtad y la cooperación” de los alcaldes en la recuperación sanitaria y económica. Además, el regidor de Vigo aprovechó para trasladar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, los proyectos a los que opta la ciudad olívica para captar fondos europeos como la fábrica de baterías, la planta de hidrógeno verde, el laboratorio cuántico o el laboratorio de semiconductores. También demandó al jefe del Ejecutivo central un plan de reconstrucción del sector naval.

“Le dije que era muy conveniente tener un paraguas para reconstruir el naval español y singularmente el naval privado porque Vigo es la ciudad con el mayor sector naval privado de Europa”, explicó desde Salamanca.

Caballero puso a Vigo como “modelo de actuación” tanto en lo que se refiere a las políticas sociales como en el ámbito económico por las manifestaciones de interés presentadas para optar a fondos Next Generation.

En nombre de la FEMP, se mostró especialmente “satisfecho” de que se haya solventado la “laguna en el sistema de gobernanza” que impedía a las entidades locales participar en la Conferencia de Presidentes. “Quedaban excluidos ayuntamientos, diputaciones, cabildos y consells. Ya no es así”, destacó el regidor vigués.

De hecho, explicó que las entidades locales llevan ya tres años participando en conferencias sectoriales, en la interterritorial de sanidad y en la conferencia sectorial del plan de recuperación. “Y ahora nos incorporamos a la Conferencia de Presidentes”, ensalzó.

Sánchez anuncia la llegada de más de 3 millones de vacunas en agosto Agencia ATLAS / EP

Caballero recibió como “una buena noticia” el anuncio del Gobierno de que en agosto llegarán 3,4 millones de vacunas. “Somos el país que está vacunando más rápido. Es una gran noticia”, elogió.

Por su parte, señaló Caballero, los ayuntamientos colaborarán con el cumplimiento de las normas sanitarias, “controlando los botellones y las reuniones masivas indeseadas”.